Paths to Hell (War Storm Series) – [Compass Games]

Paths to Hell es el tercer título de la War Storm Series y nos lleva al Frente del Este durante el desarrollo de la Operación Barbarroja.
En el vídeo se muestran en detalle todos los componentes que incluye este título a la vez que se comentan las diversas mecánicas del sistema, así como las novedades del reglamento que se han incorporado al juego.

Anuncios

Guînes is Not a Beer [LBF1940] Turnos 5 – 8

TURNO 5

Tras comprobar las unidades que han quedado fuera de rango de mando, tiramos por la iniciativa, que ganan de nuevo los británicos.

La primera activación será para la formación del Capitán Powell, que abre fuego sobre los defensores de la colina, causando una nueva baja a los alemanes.

Estos por su parte activan a los blindados del Hpt. Fischer. Los Pz.IV atacan a la pieza AT de 2 libras que está situada en la colina del sur, mienrtas que los Pz.II se acercan a las posiciones del enemigo hacia el norte. Los disparos causan bajas a las piezas AT y sus transportes.

Es el turno ahora para los blindados del Capitán Evans, que abren fuego sobre los Pz.II de la formación de Berg, provocando dos bajas a los blindados alemanes.
La respuesta de los carros supervivientes no se hace esperar, con los Pz.IV destruyendo a los restos de dos secciones de carros A9 y con los Pz.II causando graves daños a la sección que manda el propio Evans.
Estas unidades huyen en dirección a sus líneas, certificando el fracaso del intento de tomar el puente del sector sur.

Los británicos activarán a los carros del Capt. Hicks, que intentarán de nuevo acabar con los defensores de la colina en el norte. Mediante fuego directo y un asalto, los británicos no son capaces de nuevo de desalojar a los defensores germanos, que aguantan el tipo parapetándose entre unos árboles.

Esta ocasión la aprovechan los hombres del Hpt. Bucher para finalizar sus posiciones defensivas, donde finalmente se retiran las unidades que han resistido todos los embates de las fuerzas británicas en la ladera de la colina.

La siguiente activación será para la sección de blindados que dirige el Capt. Law, que abre fuego sobre los Pz.II de la formación de Fischer, y que les causa una baja.

Los vehículos de reconocimiento alemanes se ponen en estado de reacción durante su siguiente activación, y los británicos intentarán activar a las unidades que no están en mando, empezando por las piezas AT de la formación del Capt. Edwards; esta vez sin éxito.

Los alemanes siguen colocando a sus formaciones en estado de reacción. En la siguiente activación será el turno del Capt. Edwards para intentar reorganizarse, aunque no lo consigue.

Los germanos finalizan su turno de activaciones poniendo en reacción a la última de sus formaciones. De todas las activaciones de las unidades británicas fuera de mando, la única que tiene éxito es la de los blindados de la formación del Capt. Law, que se acercan a la posición de su líder.

Y de este modo finaliza el turno 5, cuya situación final vemos en la siguiente imagen.

TURNO 6

Iniciamos el turno 6 con los británicos de nuevo en posesión de la iniciativa.

La primera activación será para el Capt. Law, que abre fuego con su sección sobre los Pz.II de Fischer, y resitúa al resto de su unidad para enfrentar con ciertas garantías a los carros germanos. Una nueva baja para los Pz.II es el resultado.
Los carros del Hpt. Fischer devuelven el fuego a los británicos, consiguiendo también una baja.

La siguiente activación británica es para la formación del Capt. Powell, que decide bordear la colina y aproximarse al pueblo desde la carretera y la arboleda.

Los alemanes son sabedores de que el riesgo lo deben asumir los británicos si quieren tomar el pueblo, y aún así la formación del Hpt. Von Martial se desplaza hacia el puente del sur para intentar atrapar a las unidades británicas huidas y desorganizadas.

El Capt. Hicks ha visto los movimientos de los alemanes y en una acción muy osada intentará entrar con sus carros en una zona del pueblo poco guarnecida.
Los carros británicos sufren bajas por fuego de oportunidad durante el recorrido previo y posterior al asalto, en el que no producen bajas al enemigo, a excepción de la que resulta de rechazar un asalto de la infantería que ocupa el pueblo.
Tras sobrepasar las posiciones enemigas, esta es la situación de los carros británicos.

La infantería del Hpt. Matthäus se despliega para cubrir las posiciones dejadas por la unidad de v Martial, a la vez que una de sus secciones de infantería intenta asaltar a una de las secciones de carros de la unidad del Capt. Hicks.
El asalto acaba con los carros británicos. En el posterior chequeo de moral el resto de la formación de Hicks aguanta el tipo en el campo de batalla.

Los británicos intentan sin éxito que el Capt. Evans reorganice lo que queda de su unidad.
Tras renunciar los alemanes a su activación, los ingleses intentan activar a la pieza AT de la colina sur, sin éxito también.

Los alemanes reagrupan a sus vehículos de reconocimiento en el interior del pueblo mientras los británicos vuelven a fallar con la reorganización del Capitán Edwards.

Los Pz.II de la unidad de Berg se sitúan también en el interior de la población para apoyar a la infantería allí presente, a la vez que se reagrupan con el resto de Pz.IV de su formación.

Los alemanes dan por finalizado el turno por su parte, que se completa con los intentos fallidos de activación por parte de las unidades británicas que estaban fuera de mando.

La situación final queda de la siguiente manera.

TURNO 7

En el inicio de este nuevo turno hay alguna unidad británica que ha recuperado su rango de mando, y seguimos teniendo la iniciativa justamente en el lado británico también.

La primera activación corresponde al Capt. Powell, que mueve a sus hombres por la carretera cerca del pueblo y hace desplegar a las piezas AT para cubrir su retaguardia.

Los alemanes intentan golpear a los pocos carros activos que les quedan a los británicos abriendo fuego sobre la sección que dirige el Capt. Law.
Desde la distancia no hay mucha puntería, lo que permite a Law devolver el fuego. Con algo más de suerte que sus enemigos, consiguen una baja sobre los Pz.II del Hpt. Fischer.

Por su parte los carros del Capt. Hicks son un blanco muy apetecible para los ocupantes del pueblo. Una sección de vehículos de reconocimiento lo intenta sin resultados mientras el resto de su formación se pone en estado de reacción.

Los carros de Hicks intentan batir la zona del pueblo donde acaban de entrar los Pz.II. Lamentablemente no consiguen impactos, ya que la protección que ofrece el núcleo urbano es demasiado alta.

Esta vez son las piezas AT de 37mm de la formación del Hpt. Matthäus las que disparan a los carros de Hicks desde el pueblo obteniendo un impacto, con lo que una nueva baja se suma a las de la formación británica.

Un nuevo intento de activación del Capt. Edwards para reorganizarse falla.

El Unt. Berg ordena a sus carros abrir fuego, tanto sobre las unidades del Capt. Hicks como sobre la infantería del Capt. Powell. La acción se salda con una nueva baja parala infantería que acompaña a Powell.

Evans y sus blindados tampoco pueden reorganizarse esta vez. Ocasión que aprovecha el Hpt. v Martial para hacer avanzar a sus hombres hacia la posición enemiga, encontrándose al Capt. Edwards y sus hombres por el camino.

Al ser asaltados por la infantería alemana, Edwards y los hombres que lo acompañan se rinden ante el enemigo.
Este resultado lleva a que las piezas AT pertenecientes a su unidad abandonen la lucha y que la sección de ametralladoras de la compañía huya hacia sus líneas.

De este modo se da por finalizado el turno, con las unidades en estas posiciones.

TURNO 8

Llegamos al último turno de la partida con la iniciativa en poder de los británicos.

La primera activación será para el Capt. Powell y sus hombres, con sus piezas AT de 2 libras abriendo fuego sobre los carros del Unt. Berg.
3 bajas hacen que una de las secciones de Pz.IV acabe destruida. El posterior chequeo de moral se pasa al límite, permitiendo al resto de carros de Berg seguir en acción.

Powell y su infantería intentarán realizar un asalto sobre el pueblo.
Aunque los alemanes sufren alguna baja, la sección que intenta el asalto es barrida completamente del campo de batalla. Tras semejantes pérdidas, Powell y el resto de su formación no superan el chequeo de moral correspondiente y la unidad británica se desintegra como unidad operativa.

Por parte alemana, piezas AT disparan sobre la formación de Hicks desde el pueblo sin efecto alguno.
El propio Hicks decide asaltar la posición que defiende el puente del sur, donde solo han quedado unos cañones AT sin apoyo de infantería.
El asalto propicia que los defensores deban retirarse con una baja, huyendo de la acción al no pasar el correspondiente chequeo de moral.

Los pocos carros que le quedan al Unteroffizier Berg abren fuego sobre la posición recién conquistada por Hicks. Los impactos causan otra baja a los británicos.

Es el turno de los blindados del Capt. Law, que concentran de nuevo su ataque sobre los Pz.II del Hpt. Fischer con el resultado de una nueva baja.

Ambos contendientes renuncian a sus turnos de activación, ya que no se podrá realizar ninguna acción que valga la pena.
Así pues, la partida termina con esta situación sobre el tablero.

En la siguiente imagen podemos ver a las unidades destruidas, rendidas o desintegradas por falta de moral durante la partida.

Estas unidades suponen 29 Puntos de Victoria para los alemanes, que sumados a los 8 obtenidos por controlar los cuatro hexágonos de Guînes hacen un total de 37 PV.
Los británicos han obtenido solamente 3PV, aunque diversas unidades alemanas han quedado a punto de ser destruidas, con lo que la suma de puntos podría haber sido bastante superior.
De todos modos esta diferencia de puntos da la victoria a los alemanes de forma inapelable.

Conclusiones

En principio la estrategia no parecía nada descabellada, un ataque envolvente para controlar las zonas altas que dominan la población y un asallto posterior para tomarla. Cierto que algún despiste y error en la aplicación de las reglas he cometido, seguramente con el tema de la moral y las retiradas alguna unidad alemana debería haber sido eliminada o pasar algún chequeo que al final no se ha realizado, pero no creo que esto haya tenido un efecto muy grande sobre el resultado final.

Lo que si ha tenido mucha influencia es el “mal uso” por parte de los británicos de las capacidades de sus unidades. El sistema de juego penaliza esta circunstancia, así como no mantener el mando y control sobre las formaciones.
Los vehículos de transporte deben circular por carreteras o terreno abierto, lo demás es empantanarse en terrenos poco adecuados para estos medios, que hacen que se separen del mando de su formación con las consiguientes penalizaciones a la hora de activar por separado. Con los blindados tampoco hay que hacer experimentos circulando por terrenos poco propicios, que lo único que hacen es ralentizar el ritmo de avance y perjudicar el desarrollo de las operaciones.

Si intentar recuperar la organización de formaciones con bastantes bajas es complicado, de las unidades que además están fuera del rango de mando de su oficial es un auténtico drama. Es fundamental mantener la integridad de las unidades para intentar actuar de manera compacta; todo lo demás acaba siendo un desperdicio de recursos, perjudicando al tempo de las operaciones.

En el escenario lo hemos podido ver; el avance de la infantería por zonas complicadas de arboles y colinas ha hecho que las unidades de apoyo (AT y MG) y sus transportes hayan quedado desconectadas de su formación y sin apenas posibilidad de actuar. Los blindados que han circulado por terrenos poco adecuados han tardado mucho más de la cuenta en realizar las misiones que tenían asignadas, dejando a merced del enemigo a unidades a las que habían de apoyar. Y finalmente, algunas aventuras que han llevado a unidades a extender sus acciones fuera del rango de mando de su formación, han provocado problemas posteriores a la hora de decidir el orden de actuación o fallos en las activaciones y chequeos de moral pertinentes.

Así que para mi, esos son los factores fundamentales al enfrentarte con el sistema. Si no planteas bien las operaciones, por mucha suerte que tengas con los dados, vas a tener muchos problemas para vencer en el juego. Y esto es una buena característica de este sistema, ya que aunque se puedan producir malos resultados de los dados (que siempre te encuentras en todas las partidas), la mayor parte de las veces acabará primando la buena planificación y actuación con los recursos de los que se dispone.
La verdad es que ha sido una partida muy entretenida con un sistema de juego muy recomendable. Los nuevos títulos del Frente del Este y el módulo en solitario son muy prometedores, pero no se por qué me lo he imaginado en todo su esplendor en el Pacífico….quien sabe si algún día…

A seguir disfrutando con las War Storm Series.

Guînes is Not a Beer [LBF1940] Turnos 1 – 4

Guînes, 23 de Mayo de 1940. A 10 Km al sur de Calais, el Panzergruppe Guderian tiene la misión de controlar los puertos del Canal; aunque la oposición por parte dela B.E.F. Será dura.
El Brigadier Nicholson, a cargo de las defensas de Calais, decide enviar tanques del 3rd Royal Tank Regiment apoyados por infantería y armas antitanque del 2nd Coldstream Guards para frenar al enemigo lo máximo posible y evitar el cerco sobre sus posiciones.

En esta primera imagen podemos ver el despliegue inicial del escenario,

Dos compañías de infantería alemanas están en el pueblo y sus aledaños, con piezas AT guardando el puente del sur y la zona noroeste. Una tercera compañía con morteros y ametralladoras ocupa una posición elevada controlando las vías de aproximación al pueblo.

Los británicos han decidido dividir sus fuerzas, con una compañía de infantería y dos de carros entrando desde el oeste, y con otras tantas unidades haciéndolo desde el norte.
Gracias a la sorpresa de su acción, los tres primeros impulsos del Turno 1 serán para los británicos.

Estos lo aprovechan para avanzar hacia el sur del pueblo con una compañía de carros y una de infantería, que recibe fuego de los morteros alemanes y sufre algunas bajas.
La tercera unidad de carros británica de este sector avanza por la carretera que discurre desde el oeste, llegando a una zona arbolada cerca del pueblo sin mayores problemas, y a pesar de recibir fuego antitanque lejano de las piezas que controlan el puente más al sur.

Es el turno para los alemanes, pero el fallo en la tirada de moral necesaria para la activación de la compañía del Hpt. Matthäus (condición que establece el escenario para los alemanes durante el primer turno) hace que los ingleses vuelvan a activar.

Es el turno para las unidades del norte, que aprovechando la cobertura de una zona boscosa, empiezan su aproximación a las posiciones enemigas.
Preparación de los alemanes para el fuego de oportunidad y un nuevo avance de otra unidad británica son los siguientes impulsos que se conducen este turno.

Una última activación fallida por parte de los germanos y el avance de la última unidad de infantería británica cierran este primer turno.

TURNO 2

El segundo turno se inicia con todas las unidades en rango de mando y con la iniciativa ganada por los británicos.

El primer movimiento será intentar coordinar una acción entre la Compañía B del Capitán Edwards y el Escuadrón A del Capitán Evans. Los requisitos se cumplen, pero la comunicación no es buena, así que será la formación de Edwards la que se activará.

Edwards pide el apoyo de una de las misiones de artillería que tienen disponibles los británicos. Dirigirá el fuego de las piezas de 4,5” sobre las unidades germanas que ocupan la colina al norte del pueblo; con fuego disperso para intentar dañar al máximo número de enemigos posible.

La misión cae sobre su objetivo, provocando diversas bajas entre los alemanes, especialmente a la sección de morteros.
Las unidades de la compañía de Edwards se reposicionan en la colina al suroeste del pueblo.

La siguiente activación será para la compañía de von Martial. Dejando a las unidades que protegen el puente en reacción, el resto de la infantería que ocupa el pueblo abre fuego sobre los hombres de Edwards en la cresta cercana.

El ataque se resuelve con una nueva baja para los británicos, que en el siguiente impulso intentan de nuevo coordinar una acción; esta vez entre las unidades del Capt. Batts y el Capt. Hicks.

La suerte no acompaña a los británicos, y será Batts el que deba activar en solitario. La sección de blindados en su posición quedará en modo reacción, mientras que el restos de carros avanzará para intentar asaltar las posiciones enemigas a las afueras del pueblo.
El asalto termina con éxito, pero con bajas para ambos bandos y los defensores retirándose al interior de la población.

En este momento me doy cuenta de que me he equivocado al leer el despliegue del escenario, y que una compañía de vehículos de reconocimiento alemanes que debían estar sobre el terreno se ha quedado fuera para entrar con los refuerzos de este Turno 2.
Como la partida acaba de empezar y el efecto de esta circunstancia no será especialmente grave, voy a colocar la unidad en su posición de despliegue, suponiendo que en el primer turno falló su chequeo de activación tal como les ha sucedido a otras unidades.

Los alemanes activan a la Compañía H, que habiendo quedado algo maltrecha debido al fuego de artillería enemigo, se sitúa en trerreno más protegido. Pero antes, la sección de morteros vuleve a abrir fuego sobre la infantería del Capt. Edwards. Por fortuna para estos, los proyectiles alemanes no hacen blanco.

El escuadrón de blindados del Capt. Law toma posiciones para hostigar a las tropas del Hpt. Bucher (Compañía H).

Es el momento de activar a los vehículos de reconocimiento, que irán a reforzar las posiciones de los defensores del pueblo y la colina.
Colina que las tropas del Capt. Powell pretenden tomar al asalto, y para ello toman posiciones.

Y es el turno para la entrada de los refuerzos alemanes. En este caso una de las dos compañías de carros compuestas por dos secciones de Pz.IVC y dos de Pz.IIC cada una. La primera en llegar es la del Hpt. Koenig, que se sitúa en posición de defender el puente y la zona sur del pueblo.
Los carros de la formación de Batts abren fuego durante el movimiento de los blindados germanos.

Afortunadamente para los alemanes, los carros británicos no tienen la puntería suficiente para llegar a impactar.

Los blindados del Capt. Evans toman posiciones en la colina al sur del pueblo y tener así buena zona de visión para el disparo. (Esto no debería haber sucedido, ya que Evans quedó sin posibilidad de activación al fallar el intento de coordinación al inicio del turno…un despiste…y seguro que no ha sido el último…).

Los AT alemanes que defienden el río intentan batir a los carros de Evans, que reciben un solo impacto gracias a su posición elevada y la protección que les genera.
Al mismo tiempo, la compañía de blindados del Hpt. Fischer realiza un movimiento envolvente para tomar la retaguardia de los británicos.

Y finalmente, los carros del Capt. Hicks serán los que tomen posiciones para intentar el asalto a la colina del norte.

Y así llegamos al final de este segundo turno. En la imagen podemos ver las posiciones finales tras retirar los marcadores admnistrativos y que serán con las que iniciaremos el tercer turno.

TURNO 3

Iniciamos este turno con alguna unidad británica fuera de mando, como vemos en la imagen, y con la iniciativa de nuevo ganada por los propios británicos.

La primera acción británica será de nuevo intentar coordinar a las unidades blindadas del Capt. Hicks y el Capt. Batts.
Esta vez la comunicación es exitosa y las dos unidades podrán intervenir a la vez. El Capt. Hicks pide una misión de artillería sobre la parte sur del pueblo; la misión se pide dispersa para intentar que afecte al mayor número de unidades enemigas.
Lammentablemente, los proyectiles de ajuste quedan fuera del campo de visión del Capt. Hicks, por lo que la misión se pierde.

La sección de carros del Capt. Batts y la sección de blindados que acompaña al Capt. Hicks intentarán abrir fuego sobre los carros enemigos que irrumpieron por el sur el turno anterior. 3 impactos que dejan mermadas a las secciones de Pz.IV que venían a socorrer a los defensores de la villa, y que además causan la baja del Hpt. Koenig.
Los blindados alemanes, que han quedado sin mando por el momento, consiguen superar la correspondiente tirada de moral para su formación.

Finalmente, las otras dos secciones de A13 del Capt. Hicks disparan sobre los vehículos de reconocimiento y la infantería enemiga situada en la colina del norte, aunque sin causar bajas.

Es ahora el turno de los alemanes, que también intentan coordinar al Hpt. Von Martial y al Hpt. Matthäus. Entre el fuego de las piezas antitanque y algún posible asalto de la infantería, intentarán que el apoyo blindado británico a su infantería se vea mermado lo máximo posible.

Pero solo será la unidad de von Martial la que actue, ya que los dos oficiales no se han podido coordinar adecuadamente. Un asalto de infantería y fuego delas piezas AT alemanas provocan bajas en las formaciones del Capt. Evans cerca del puente y del Capt. Batts al norte del pueblo.

Los británicos intentarán coordinar a las formaciones del Capt. Edwards y el Capt. Evans para preparar un asalto combinado sobre el puente del sur.
Lo consiguen y se reposicionan para el ataque, a la par que algunos de los carros abren fuego sobre la formación blindada alemana que ha quedado sin mando. La acción se salda con alguna baja en la infantería que acompaña a Edwards y alguna otra para los Pz.II enemigos.

Los alemanes intentarán activar ahora a los Pz.IV que habían quedado sin mando, fallando el primer intento.

Los británicos activarán al Capt. Law para empezar a hacerse con el control de la colina del norte.

Mientras dos secciones de carros abren fuego sobre la posición que ocupa el Hpt. Bucher, Law y la tercera sección de blindados suben a la colina. Afortunadamente para el oficial germano, los carros británicos no tienen nada de acierto.

Ante la opción de verse rodeado, el Hpt. Bucher intenta retirar a sus unidades en dirección al pueblo, aunque sin perder el orden.

Los británicos activan al Capt. Powell y sus hombres, que van a intentar asaltar a los defensores de la colina.
El asalto es un completo fracaso, con bastantes bajas para los británicos; los alemanes han aguantado bien la posición.

Los alemanes activan a sus vehículos de reconocimiento. Los que están en la colina se colocarán en modo de reacción, y los que están en el pueblo abrirán fuego sobre el enemigo.
Una sección de carros A9 destruida y otra a punto de serlo es el resultado del ataque, provocando la huida de la formación tras fallar el chequeo de moral correspondiente.

Los británicos intentarán activar a la última unidad que tienen disponible, y que es una pieza AT de la Compañía C del Capt. Powell que había quedado fuera del rango de mando (en la imagen anterior la podemos ver en el margen superior derecho).
La activación se realiza sin problemas y la unidad se desplaza a través del río.

Los alemanes intentan activar al resto de carros que quedaron sin mando sin demasiado éxito, para finalmente mover a la formación blindada del Hpt. Fischer a la retaguardia de las tropas británicas.

En la imagen podemos ver la situación al final del tercer turno.

TURNO 4

Al inicio de este turno, la Compañía D de carros recibe al Unt. Berg como reemplazo del desaparecido Hpt. Koenig.

La iniciativa en este turno vuelve a ser para los británicos, que en su primera acción intentan coordinar al Capt. Hicks y al Capt. Powell, operación que se realiza con éxito.

Hicks pide la última misión de artillería que le queda a su disposición, fijando las coordenadas en el centro de la posición de las tropas enemigas en la colina y con andanada dispersa.

Afortunadamente para los teutones no hay daños, así que los británicos se aprestan a realizar sus acciones.
Las tropas de Powell abren fuego sobre los defensores de la colina causando dos bajas. Acto seguido, dos secciones de carros A13 intentan asaltar la posición alemana; sin producir daños rebasan la posición defensiva enemiga.
Hicks y su sección deciden tomar el mismo camino que sus compañeros y asaltar también la posición, aunque tampoco tienen mucho éxito.

Los alemanes intentarán coordinar a los blindados del Unt. Berg con la formación de von Martial para de este modo frenar en seco el intento de asalto al puente del sur.
La activación se produce, con las unidades AT y de infantería que defienden el puente disparando primero. El resultado es de bajas, tanto en los blindados como en la infantería británica.
Los carros alemanes abren fuego después sobre las posiciones británicas, los Pz.IV sobre los blindados y los Pz.II sobre la infantería.
El resultado final es de otro paso perdido para los tanques de la formación de Evans.

A pesar de las bajas, esta es la oportunidad que esperaban los británicos para intentar asaltar el puente. El Capt. Edwards y el Capt. Evans intentarán coordinar su acción para así realizar un asalto combinado de infantería y blindados.
Finalmente solo serán Edwards y su infantería los que lo intentarán, con un resultado lamentable; la pérdida de una sección completa y la huida hacia sus líneas del propio Edwards y los hombres que han sobrevivido.

Es el turno de los alemanes, que activarán a los blindados de Fischer para intentar acabar con los restos de la formación de Batts.

Los impactos sobre los carros británicos hacen que otra sección quede fuera de combate. Las pocas unidades que acompañan a Batts huyen perdiendo por completo la cohesión, desintegrándose así la formación británica.

Es el turno ahora para la formación del Capitán Law, que se lanza sobre las posiciones de Bucher y sus hombres.

Unos vehículos de reconocimiento alemanes que protegían la zona causan una baja a los carros británicos, que no consiguen hacer daño al Hpt. Bucher y sus tropas.
Es ahora el turno del propio Bucher y su formación, que devuelve el fuego a los enemigos que lo rodean, además de empezar la construcción de alguna posición mejorada.

No hay bajas para el enemigo, así que la siguiente activación será para los británicos y la pieza AT que forma parte de la unidad del Capt. Edwards y estaba fuera de rango de mando. La moral de la formación es tan baja que hace que la activación no se produzca.

Los alemanes deciden no activar a más unidades y serán los británicos los que de nuevo lo intentarán. Las unidades que estaban fuera de mando y pendientes todavía de activación no tienen suerte en sus tentativas, así que el turno se da por terminado.

En la siguiente imagen se puede ver la situación al final de este cuarto turno, donde el flanco sur británico está bastante desmoronado.

Continuará…