Cape Esperance: 11-12 de Octubre de 1942 [ V ]

TURNO 7

A causa de la retirada de los buques norteamericanos, el San Francisco se ha quedado sin escolta, y será el único integrante de la TF64. El TG64.2 quedará formado por el Helena, el Salt Lake City y el McCalla.

Las dos formaciones recibirán las órdenes pertinentes para volver a reunirse en una sola TF. El San Francisco realizará un giro de 120 grados por estribor mientras que el TG64.2 cambiará de rumbo 180 grados también por estribor. (No habrá ninguna variación de las órdenes tras la fase de libertad de acción).

Las velocidades serán de 4 para el TG64.2 y de 6 para la TF64.

Los japoneses dividirán sus barcos en las siguientes formaciones. El Grupo Abe, con el Teruzuka como único integrante, que tendrá una velocidad de 4. El Grupo Kondo, formado por el Fubuki y el Hatsuyuki, con una velocidad de 5; el Shikinami, con una velocidad de 4 debido a los daños, abandonará esta formación y constituirá el Grupo Goto.

Vamos a asignar las órdenes de movimiento a las distintas formaciones. El Grupo Abe utilizara la plantilla de batalla, que da como resultado un cambio de orientación de 60 grados a babor y una orden de virar 60 grados más también por babor.

Las formaciones Kondo y Goto recibirán las órdenes a través de los compases de retirada impresos en el mapa, ya que la distancia entre los barcos japoneses y el San Francisco así lo determina. Ambos grupos invertirán su rumbo 180 grados con una orden de avance.

Una vez asignadas las órdenes pasaremos a la primera fase de movimiento, que termina sin incidencias. En la segunda fase de movimiento, los barcos vuelven a avanzar y no se extrae ninguna ficha de acción.

En la tercera fase de movimiento, el San Francisco es el único barco con la velocidad suficiente para poder moverse; así que tras avanzar un nuevo hexágono extraemos la ficha de detección U.S.. Como todas las formaciones japonesas están dentro del radio del radar de dirección de tiro de las formaciones americanas, no realizaremos ninguna acción.

Esta es la situación al final de la tercera fase de movimiento.

-En la imagen podemos apreciar que las velocidades de los grupos Kondo y Goto son menores de lo que habíamos determinado al inicio del turno. Esto es debido a que dichas formaciones han efectuado una maniobra de cambio de orientación de 180 grados de forma inmediata, lo que conlleva perder una unidad de velocidad durante el resto del turno.-

La segunda fase de órdenes japonesa nos deja a los grupos Kondo y Goto manteniendo el rumbo Norte, y al Grupo Abe efectuando un giro de 180 grados con una orden de virar 60 grados por babor. (El Grupo Abe perdera una unidad de velocidad por las razones comentadas unas líneas más arriba).

La cuarta fase de movimiento del turno nos trae la ficha de combate, que pasamos a resolver a continuación. Al no haber ninguna formación no detectada pasamos directamente a la segunda fase de combate.

No habrá ataques con torpedos por parte de los barcos japoneses, que en el segmento de fuego con cañones causan la destrucción de los radares del Salt Lake City.

La respuesta de los buques norteamericanos conlleva un impacto sobre el DD Fubuki y daños graves en el Teruzuki, que acabarán provocando su hundimiento.

Resolvemos la quinta fase de movimiento, donde obtenemos la ficha de detección japonesa. Las formaciones americanas siguen dentro del rango de seguimiento de las japonesas, por lo que no hay nuevas acciones.

En la última fase de movimiento únicamente moverá el San Francisco, así que tras hacerlo avanzar otro hexágono, ajustamos los daños de los buques y damos por terminado el turno con esta situación.

TURNO 8

En este turno de nuevo se mantienen las dos formaciones norteamericanas; la TF64, a la que asignaremos una velocidad de 5, y el TG64.2, que tendrá una velocidad de 4.

Los dos barcos en retirada tendrán asignada una velocidad de 2. (En el turno anterior se les había asignado erróneamente una velocidad de 3, aunque no ha tenido mayor trascendencia en la partida).

Las órdenes para la TF64 serán de cambiar el rumbo 180 grados por babor, mientras que para el TG64.2 la orden será la de realizar una maniobra en S por estribor. De esta manera esperamos acercar definitivamente a los buques estadounidenses, que no van a perseguir a los enemigos que huyen.

Por parte japonesa, los grupos Kondo y Goto mantendrán su rumbo actual en dirección Norte con unas velocidades de 5 y 2 respectivamente.

La primera y la segunda fase de movimiento del turno transcurren sin mayores incidencias. En la tercera fase de movimiento obtenemos la ficha de detección U.S..

El Grupo Kondo ha quedado fuera del rango del radar de seguimiento de las formaciones norteamericanas, pero todavía está dentro del alcance de los radares de detección del Helena.

El intento de detección no fructifica, y el grupo Kondo queda indetectado.

Veamos las posiciones de los grupos de barcos sobre el mapa.

La segunda fase de órdenes no traerá variación alguna para las formaciones japonesas, y continuando con las cuarta fase de movimiento, tenemos la ficha de detección japonesa.

Las dos formaciones americanas están dentro del rango de seguimiento del Grupo Goto, así que continúan detectadas.

La quinta fase de movimiento nos trae la ficha de combate.

El Shikinami es el único barco japonés en rango de ataque, pero decide cancelar su ataque con torpedos. El intento de ataque con sus cañones es infructuoso.

Los barcos japoneses han quedado fuera del rango de seguimiento de las armas de los buques norteamericanos, por lo que no se produce ninguna otra acción en esta fase de combate.

Con la sexta fase de movimiento terminamos este segmento del turno, y como no es preciso realizar ajustes al daño de los barcos, damos por finalizado el turno en su totalidad.

Puesto que las formaciones supervivientes japonesas se alejan y los norteamericanos no irán en su persecución, podemos dar por terminada la partida con esta posición en el tablero de juego.

Podemos apreciar en la imagen los marcadores que nos indican el lugar donde se han hundido los buques de ambos contendientes.

Vamos a realizar el cálculo de los puntos de victoria.

U.S. Navy

6 PV por no haber permitido a los japoneses completar ninguna misión.

19 PV por los barcos enemigos dañados y hundidos.

El total norteamericano es de 25 PV.

IJN

0 PV por misiones completadas.

20 PV por los barcos enemigos dañados y hundidos.

El total japonés es de 20 PV.

Con una diferencia de 5 PV a favor de los estadounidenses, el escenario termina con una victoria marginal para los americanos. Pero victoria al fin y al cabo.

Que los japoneses no hayan podido realizar ninguna misión ha sido crucial para la victoria americana, ya que esos 6 PV han sido los que han decantado finalmente la balanza.

Tensión en las maniobras y en los combates, con 8 barcos hundidos y 7 dañados del total de 17 que han participado en los enfrentamientos.

Si alguna de las otras fichas de fuerza de las formaciones ocultas se hubiera extraído con un valor mayor de cero, seguramente estaríamos ante un desenlace muy distinto; pero lo que cuenta al final es que la opción de separar a la fuerza americana en dos grupos ha tenido su premio, a pesar de terminar solamente con dos barcos indemnes.

Ha sido una buena partida.

Y para terminar, unas imágenes de la Isla de Savo tomadas desde el Ironbottom Sound.

Cape Esperance: 11-12 de Octubre de 1942 [ IV ]

TURNO 5

Las formaciones norteamericanas continúan con la misma composición, a excepción de la TF64 que pierde al CL Boise. Ahora la formación puede aumentar su velocidad hasta 6 al no depender del ritmo de navegación del Boise.

El TG64.2 no puede navegar a una velocidad mayor de 4 a causa de los daños de sus cruceros.

El Contraalmirante Scott decide que la TF64 vire 120 grados a estribor en formación de columna para intentar posicionarse para el combate con los barcos del Grupo Kondo, mientras que el TG64.2 recibe la orden de cambiar su sentido de marcha 180 grados por babor, para intentar impedir las evoluciones del Grupo Abe.

La tirada para comprobar la libertad de acción del TG64.2 confirmará el cumplimiento de las órdenes establecidas.

Llega el momento de asignar velocidades y órdenes a las formaciones japonesas. La fuerza oculta 4 seguirá con una velocidad de 6 (velocidad estándar para este tipo de formaciones), mientras que los grupos Abe y Kondo aumentarán su velocidad a 7 al estar compuestos únicamente de destructores sin los daños suficientes para que su capacidad de marcha se vea mermada.

La fuerza oculta 4 verá determinadas sus órdenes por el compás de misión, que la hará avanzar en dirección SE sin cambiar el rumbo.

La plantilla de combate mantendrá también el avance del Grupo Abe en dirección SE sin cambio de rumbo, y orienta al Grupo Kondo 60 grados a babor con una orden de cambiar su rumbo otros 60 grados más también a babor.

Iniciamos la primera fase de movimiento de las formaciones sin mayores incidencias.

En la imagen podemos apreciar como la TF64 empieza a realizar su maniobra en columna, y como el Grupo Abe tiene muchas posibilidades de escapar del TG64.2 mientras éste realiza su cambio de rumbo.

El Boise finalmente toma rumbo SW para evitar la mayor amenaza que supone el Grupo Kondo.

La segunda fase de movimiento tampoco trae consigo ninguna acción salvo el movimiento de los barcos.

La tercera fase de movimiento conlleva el viraje de 60 grados a babor del Grupo Kondo y la aparición de la ficha de combate.

Pasamos directamente a la segunda fase de combate ya que no hay ninguna formación indetectada que pueda atacar a otra formación enemiga.

Iniciamos el combate con el ataque con torpedos por parte japonesa. El Teruzuki y el Samidare todavía no han conseguido recargar sus tubos lanzatorpedos (labor que necesita cuatro turnos) y no pueden atacar, pero si lo harán los integrantes del Grupo Kondo que tienen a tiro a los barcos de la TF64 a poco más de 3000 yardas.

En la imagen podemos ver la asignación de los blancos para los destructores japoneses.

El San Francisco tiene la suerte de no recibir daños, el Laffey recibe un impacto que lo lleva al nivel 1 de daños, y el Farenholt es torpedeado con un resultado fatal.

Tras lanzar sus torpedos, los japoneses se aprestan a cañonear a los barcos americanos. El Boise ha sido localizado por el Teruzuki y el Samidare, de los que será objetivo junto al Duncan y el McCalla.

En la TF64, el San Francisco y el Laffey serán los únicos blancos cañoneados, ya que el Farenholt es dejado de lado debido a los graves daños que apenas lo mantienen a flote.

De todos modos, el fuego de los cañones ligeros de los destructores japoneses no consigue producir daños en los buques americanos.

La respuesta de los mismos no se hace esperar, con sendos ataques con torpedos sobre el Teruzuki, el Hatsuyuki y el Kagero, aunque sin demasiada fortuna.

El fuego de los cañones, en cambio, provoca daños de diversa consideración a los buques japoneses, siendo de especial gravedad los recibidos por el Kagero y el Samidare, que además se incendian.

Ajustamos los marcadores de daño y pasamos a la segunda fase de órdenes para las formaciones japonesas. Pero antes veamos el resultado final del combate anterior.

La formación oculta 4 mantiene su rumbo con el movimiento del compás de misión, el Grupo Abe vira 60 grados a estribor y recibe la orden de avance, y el Grupo Kondo vira 120 grados a estribor recibiendo una orden de cambiar el sentido de su navegación 180 grados por babor.

Las distintas formaciones realizan sus movimientos durante la cuarta fase, tras la cual obtenemos las dos fichas de detección.

La única formación que permanece sin detectar es la fuerza oculta 4, que está en el rango del radar de detección de la TF64. La formación norteamericana no tiene éxito en su intento de detección, así que pasaremos a las siguientes fases de movimiento.

Y sin mayores percances llegamos a la fase final del turno, donde empezaremos por resolver los incendios declarados en el Samidare y le Kagero. Ninguno de los dos barcos consiguen sobrevivir a los daños que ha provocado las llamas, hundiéndose en el Ironbottom Sound, a donde les acompañará el destructor americano Farenholt.

Esta es la posición de los barcos supervivientes en este momento.

Vamos a comprobar de nuevo si los japoneses se retiran de la zona de combate. Con tres destructores y un crucero ligero hundidos, las posibilidades aumentan, aunque la férrea voluntad de los marinos nipones los hace mantenerse en la lucha un turno más.

TURNO 6

Continuamos con las mismas formaciones norteamericanas; la TF64, a la que asignamos una velocidad de 6, y el TG64.2, que seguirá navegando a velocidad 4. El Boise, por su lado, continuará con su retirada hacia aguas más seguras.

El TG64.2 navegará en dirección SE sin cambiar de rumbo, mientras que la TF64 recibe una orden de giro en S por babor.

Al comprobar la libertad de acción del TG64.2 nos encontramos con el inconveniente de que interpretarán mal las órdenes asignadas y realizarán un cambio de rumbo de 180 grados por estribor. La distancia con el buque insignia de la formación ya empieza a ser demasiado grande para que el sistema TBS (Talk Between Ships) transmita las órdenes de forma correcta.

La formación oculta número 4 virará 60 grados en dirección sur, avanzando hacia su zona de misión.

El Grupo Abe, compuesto únicamente por el destructor Teruzuka, recibe la orden de cambiar su rumbo de navegación 180 grados por estribor, mientras que el Grupo Kondo vira 60 grados a babor con la orden de volver a cambiar de rumbo 60 grados por estribor.

Con las órdenes recibidas, la TF64 y el Grupo Kondo se separan ligeramente en su trayectoria.

Iniciamos la primera fase de movimiento del turno sin contratiempos. Y la segunda fase de movimiento nos trae la ficha de detección U.S., con la que de nuevo la TF64 intenta detectar a la fuerza oculta 4. Igual que antes, el intento de detección resulta fallido.

En la tercera fase de movimiento obtenemos la ficha de detección japonesa, que no tendrá efecto al estar detectadas todas las formaciones americanas, y la ficha de combate.

Veamos la situación de los barcos antes de resolverlo.

En la primera fase del combate será de nuevo la formación oculta 4 la que intentará un ataque sorpresa con torpedos, ya que tiene dentro de su rango de dirección de tiro al San Francisco.

Extraemos primero un marcador de fuerza para la formación, que tendrá valor 0. Así pues, retiramos la ficha de la formación oculta del mapa, con lo que el ataque no se produce. (Situación que genera un cierto alivio al Almirante americano, ya que la posibilidad de tener que lidiar con más barcos japoneses no era muy agradable).

Para la segunda fase del combate, el Teruzuka ha recargado sus tubos lanzatorpedos y tiene un blanco perfecto en el Boise que, apenas a 1500 yardas, le ofrece su costado mientras se retira. Los demás destructores japoneses intentarán adquirir los mejores blancos posibles.

El Boise recibe 4 impactos que lo dejan tocado de muerte; el Laffey recibe un torpedo que le provoca severos daños en las máquinas, y el Duncan también es alcanzado gravemente.

El intento de los barcos japoneses de cañonear a sus enemigos se salda sin aciertos.

Es el turno ahora de los norteamericanos, que sin salvas de torpedos disponibles, intentarán hundir a los buques japoneses con el fuego de sus cañones.

El Teruzuka y el Hatsuyuki sufren daños de consideración, pero la peor parte se la lleva el Shikinami, que empieza a arder a causa del fuego de los potentes cañones de 8 y 5 pulgadas del San Francisco.

Ajustamos los marcadores de daño y pasamos a la segunda fase de órdenes japonesa del turno.

El barco que compone el Grupo Abe seguirá con su movimiento dictado por la plantilla de combate, que le hace cambiar su orientación 120 grados a estribor con una orden de virar 60 grados a babor.

Para el Grupo Kondo deberemos determinar si el umbral de peligro es el suficiente como para poder volver al movimiento dictado por los compases de misión o de lo contrario se seguirá usando la plantilla de batalla.

En este caso, el proceso que hemos seguido nos manda actuar según la plantilla de batalla, que nos hace cambiar la orientación del Grupo Kondo 180 grados con una orden de avante.

La cuarta fase de movimiento transcurre sin incidencias, igual que la quinta y la sexta, ya que no quedaban fichas de acción que extraer de la taza.

Iniciamos la fase final del turno resolviendo el fuego del Shikinami. La tripulación consigue sofocar los incendios evitando daños mayores al ya de por si tocado barco.

Vamos a aplicar los daños de forma definitiva en las hojas de seguimiento y revisaremos el estado de los barcos.

El Boise se hunde definitivamente; el Duncan y el Laffey han adquirido el nivel de daño 3, lo que les llevará a retirarse de la batalla.

Por parte japonesa, el Shikinami y el Teruzuka iniciarán el movimiento de retirada en cuanto les sea posible, ya que también han alcanzado el nivel de daños necesario para ello.

Esta es la situación de las fuerzas en el mapa antes de comprobar la posible retirada de las fuerzas japonesas.

Con 4 barcos hundidos y 2 a punto de empezar a retirarse de los 8 con que contaban en total, el comandante japonés decide hacer volver a sus naves a puerto. (El resultado de una tirada sobre una tabla en función del valor de los barcos hundidos y que se retiran, nos da este desenlace).

Cape Esperance: 11-12 de Octubre de 1942 [ III ]

TURNO 4

Comenzamos el turno determinando las formaciones de los barcos americanos. Debido a los daños en el Salt Lake City y su pérdida de velocidad, separaremos la TF64 en dos formaciones independientes.

Los DD Duncan y McCalla acompañarán al Salt Lake City y al Helena para continuar hostigando al Grupo Abe, mientras que el Farenholt y el Laffey escoltarán al Boise y al San Francisco para interceptar a los restantes grupos enemigos.

El grupo del San Francisco, con el Contraalmirante Scott a bordo, continuará denominándose TF64, y se le asignará una velocidad de 5. El grupo del Salt Lake City pasará a denominarse Task Group 64.2, y su velocidad máxima estará condicionada por el propio Salt Lake City, siendo esta de 4.

A la TF64 se le asignará una orden de virar a babor 600 , mientras que al TG64.2 se le ordena virar 180 grados también por babor para enfrentarse al Grupo Abe.

Antes de asignar la velocidad y las órdenes a las formaciones japonesas debemos comprobar la libertad de acción del TG64.2, ya que es una formación que no tiene a ningún comandante directamente al mando, y podría no obedecer correctamente las órdenes.

En nuestro caso, tras realizar la tirada correspondiente en la tabla adecuada, resolvemos que el TG64.2 seguirá las órdenes que le hemos asignado.

Aquí vemos a las formaciones americanas con sus respectivas órdenes y velocidades.

Es el momento de asignar órdenes a las fuerzas japonesas. Las fuerzas ocultas 4 y 6 se moverán en función de los compases de misión, ya que no tienen en su rango de seguimiento a ninguna formación estadounidense.

Dado que el Grupo Abe tiene a dos formaciones detectadas dentro de su rango de seguimiento, sus órdenes serán dictadas por la plantilla de combate, y que serán mantener el avance en dirección SE sin variar el rumbo.

Procedemos a mover los barcos en su primera fase de movimiento, que se resuelve sin incidencias. En la segunda fase de movimiento aparece el marcador de combate. En estas dos fases, el TG64.2 ha virado 120 grados por babor, quedándole pendiente todavía un giro de 60 grados para completar la maniobra que tenía asignada.

Como vimos, en la primera fase del combate únicamente pueden atacar los barcos o formaciones no detectadas a los enemigos que si lo estén. Como el primer ataque lo realizan los japoneses, la formación oculta 6 intentará un ataque sorpresa con torpedos, ya que cumple los requisitos para ello.

Debemos primero sacar un marcador de fuerza para la formación japonesa, que tendrá valor 1. De acuerdo con el valor del número de salvas de torpedo que poseerá la fuerza oculta (contenido en la ficha de fuerza), realizamos los cálculos necesarios sobre la tabla de ataques sorpresa con torpedos, y determinamos que la formación oculta consumirá 4 salvas de torpedos, de las que 2 impactarán en los buques norteamericanos.

Determinamos también que el Boise recibirá 8 puntos de daño, alcanzando el nivel 3, y que el Helena recibirá 5 puntos de daño, alcanzando el nivel 2.

El ataque ha sido devastador…

A la hora de utilizar los cañones, los barcos de la fuerza oculta japonesa deciden mantenerlos en silencio y no delatar así su posición a los buques enemigos.

Tras ajustar los marcadores de daño, pasamos a la segunda fase de combate con la situación que podemos ver en la imagen.

En la segunda fase de combate son los japoneses los que vuelven a pegar primero. El Samidare tiene la oportunidad de lanzar sus torpedos, y el blanco elegido será el Salt Lake City; aunque por suerte para el buque norteamericano, éstos pasan de largo de su objetivo.

El fuego de cañón de los barcos japoneses se reparte entre diversos objetivos, sin ningún resultado positivo.

Es el turno de los norteamericanos, de los que solo el Duncan puede atacar con sus torpedos, aunque se decide que los conserve, ya que la posición no es nada favorable para el ataque.

Los ataques con cañones de los buques estadounidenses suponen leves daños para el Teruzuki (1 impacto) y el fin del Oyashio (2 impactos y un fuego declarado en la nave).

Terminado el combate seguimos con las fases de movimiento, y la tercera nos trae la ficha de detección U.S. Después de que la TF64 realice el viraje a babor que tenía pendiente.

La propia TF64 consigue detectar a la fuerza oculta número 6, que deberá desplegarse y que se compondrá de cuatro destructores. El Fubuki, el Shikinami, el Hatsuyuki y el Kagero integrarán el Grupo Kondo.

Llegamos a la segunda fase de órdenes japonesa, donde la fuerza oculta 4 seguirá con su avance, y los grupos Kondo y Abe recibirán órdenes mediante la plantilla de combate.

El Grupo Kondo recibe la orden de avanzar sin cambiar de rumbo, mientras que el Grupo Abe queda orientado en dirección al TG64.2 con una orden de virar 60 grados por babor.

En la imagen vemos como han quedado las distintas formaciones.

La cuarta fase de movimiento transcurre sin novedades, y la quinta nos trae el viraje de los barcos del Grupo Abe, que de este modo evitarán una posible colisión con los buques del TG64.2. (Para determinar si los barcos japoneses realizan un viraje en una fase de movimiento, debemos obtener un 4 o menos con un d10).

En esta fase de movimiento también aparece la ficha de detección japonesa, pero como no hay ninguna formación estadounidense sin detectar o que pudiera perder esta condición al salir del rango de seguimiento de las formaciones enemigas, no realizaremos ninguna acción.

Con la sexta fase de movimiento concluimos este segmento del turno. Veamos la posición final de los buques.

Los barcos del Grupo Abe y el TG64.2 están cruzando sus posiciones, mientras que el Grupo Kondo está cruzando la T por la popa de la TF64; maniobra que es precisamente la que pretendía realizar la fuerza estadounidense…

Si los barcos japoneses consiguen abrir fuego antes de que los norteamericanos puedan maniobrar para rectificar su posición, el resultado puede ser terrible.

Vamos con la fase final del turno. EL Oyashio se hunde definitivamente por parte japonesa, mientras que por el lado americano el Helena ve reducida su velocidad máxima a 4 debido a los daños. El Boise ha sufrido un castigo muy importante, alcanzando un nivel de daño (3) que le obligará a retirarse del combate, con una velocidad máxima de 3. La dirección más segura para retirarse será hacia el SE, separándose de la TF64.

Tras haber perdido otro barco, comprobamos de nuevo la posibilidad de que las fuerzas japonesas se retiren de la zona de operaciones. Del mismo modo que antes, los japoneses continúan en la lucha.

Cape Esperance: 11-12 de Octubre de 1942 [ II ]

TURNO 3

Devolvemos las fichas a la taza.

En la fase de formación americana decido seguir con la TF64 agrupada, aumentando la velocidad a 6. En la fase de órdenes se decide virar 60o a estribor en dirección al Ironbottom Sound en ruta de intercepción de las formaciones enemigas y sus zonas de misión.

Las formaciones japonesas reciben órdenes según los compases de misión del mapa, quedando orientadas tal como se ve a continuación…

En la imagen podemos ver que la Hidden Force 6 se dirige rumbo a la Isla de Savo, por lo que si no hay un cambio de órdenes, deberá realizar un giro de emergencia antes de embarrancar en la costa.

Durante la primera fase de movimiento los buques norteamericanos realizan la maniobra que tenían asignada, quedando su formación orientada tal como vemos en la imagen.

La extracción de fichas de la taza nos vuelve a poner en juego la de detección U.S.

Debido a la presencia de la Isla de Savo, la formación oculta 10 queda a cubierto de una posible detección por parte de la TF64. Así pues, la única formación que puede ser detectada es la número 7.

Mediante el uso del radar, el intento de detección norteamericano se salda con un éxito (D). El valor de la ficha de fuerza de la formación japonesa es un 2, por lo que mediante la tabla apropiada, conoceremos cual es la composición exacta de la fuerza que debemos desplegar sobre el tablero.

La formación japonesa estará compuesta por un CL y tres DD, que escogeremos de forma aleatoria entre las unidades que tenemos disponibles.

La fortuna pone en juego al CL Yubari y a los DD Samidare, Teruzuki y Oyashio.

– Si se quisieran emplear los barcos japoneses que participaron en el encuentro para recrear la batalla tal y como sucedió realmente, se puede obviar la tabla de formaciones y el valor del marcador extraído, y por ejemplo, desplegar a las unidades japonesas cuando se produzca la primera detección positiva, descartando al resto de formaciones ocultas inmediatamente. –

Marcaremos a la TF64 con un indicador de “no detectada”, para diferenciarla de la formación japonesa, que vamos a denominar Grupo Abe, ya que mientras que los norteamericanos han detectado a los buques japoneses, estos no tienen conciencia de la presencia de sus enemigos…todavía.

La segunda fase de movimiento transcurre sin incidencias, y tras la tercera fase sale la ficha de detección japonesa.

La TF64 está en rango de detección del Grupo Abe y de la formación oculta 10. Los intentos de detección se saldan sin ningún éxito para las formaciones japonesas, permaneciendo la TF64 indetectada para sus enemigos.

Esto hace que en la segunda fase de órdenes japonesas del turno, las formaciones niponas sigan con las órdenes que los compases de misión determinaron al inicio de turno.

Tras la cuarta fase de movimiento, aparece la ficha de combate; y esta vez se cumplen las condiciones para que se produzca.

El segmento de combate se divide a su vez en dos fases donde los contendientes tienen la posibilidad de torpedearse y cañonearse si se cumplen determinadas condiciones.

En la primera fase, solo las formaciones que no han sido detectadas pueden atacar a aquellas formaciones que estén detectadas y que estén dentro del rango de sus sistemas de seguimiento de tiro (7 hexágonos en visual o radar para los norteamericanos y 9 hexágonos en visual para los japoneses), y que variarán en función de las condiciones lumínicas del escenario.

La primera subfase de combate nos ofrece la posibilidad de que los barcos norteamericanos iluminen a los japoneses con proyectores, pero esta es una regla avanzada que no utilizaremos.

La segunda subfase corresponde al combate japonés. En nuestro caso, las formaciones japonesas no detectadas no tienen a ninguna formación americana detectada a tiro, por lo que pasaremos directamente a la subfase de combate estadounidense, donde tenemos la posibilidad de realizar dos ataques con torpedos y uno con cañones.

Únicamente los destructores McCalla y Buchanan tienen dentro de rango y en el arco apropiado a dos buques japoneses sobre los que lanzar sus torpedos, y que son el Yubari y el Oyashio.

Los buques americanos lanzan cada uno una salva de torpedos hacia los barcos japoneses. Tras realizar las tiradas pertinentes sobre la tabla de combate con torpedos, ninguno de los ataques consigue realizar impactos sobre los buques enemigos; quizás debería haber reservado los torpedos para una mejor posición de disparo…

Puesto que no hay nuevos objetivos que no hayan sido atacados en el primer embate, ni barcos con salvas disponibles que estén en disposición de poder hacerlo, pasamos al ataque con cañones.

El CL Yubari y el DD Oyashio están al alcance de todos los buques de la TF64, pero los que mejor posición tienen son los dos destructores ya mencionados junto con los cruceros Helena y Salt Lake City. (El jugador norteamericano tiene siempre la opción de elegir que barcos empleará y sobre que objetivos atacará, mientras que los barcos japoneses están guiados por un detallado proceso de selección de blancos).

Mientras que los dos cruceros se concentrarán sobre el Yubari, los dos destructores estadounidenses lo harán sobre el Oyashio.

En la siguiente imagen podemos ver las cartas que nos darán los resultados del fuego de los buques norteamericanos.

Las andanadas del Salt Lake City le provocan al Yubari 2 puntos de daño, mientras que las del Helena le producen 4. El Oyashio recibe un punto de daño por los disparos del McCalla, mientras que el Buchanan no da en el blanco.

Las fichas de los barcos que han disparado se vuelven hacia el lado que así lo representa, además de obtener un marcador de detección en la primera fase de combate.

Al final de esta primera fase de combate, se marcan los daños de los barcos con la ficha correspondiente. Y aunque no será hasta el final del turno cuando se regularice la hoja de registro de forma definitiva, el nuevo nivel de daños se utilizará como referencia en la segunda fase de combate.

El Oyashio recibe un marcador de daño de nivel 1, mientras que el Yubari recibe un marcador de hundimiento, ya que el castigo al que ha sido sometido por parte de los cruceros americanos ha sido demasiado duro para el buque japonés. (De todos modos, un barco que se está hundiendo seguirá navegando hasta que finalice el turno y sea retirado de la partida).

Ahora pasamos a la segunda fase de combate, donde los barcos que han abierto fuego en la primera fase, pueden recibir fuego de respuesta por parte del enemigo.

Vamos a la fase de ataque japonés.

Tras seguir las instrucciones de selección de blancos para los ataques con torpedos, el Oyashio lanzará dos salvas de torpedos sobre el Salt Lake City, el Samidare lanzará dos salvas sobre el Helena, y el Teruzuka lanzará una salva sobre el Buchanan.

En este primer ataque el Salt Lake City recibe 5 puntos de daño y el Buchanan 1, mientras que al final el Samidare cancela su ataque.

En el segundo ataque con torpedos, el McCalla podría ser atacado, pero de nuevo el Samidare decide conservar sus torpedos antes que atacar a un destructor en rango largo.

La siguiente fase sería la de ataque sorpresa con torpedos por parte de las formaciones ocultas japonesas, pero la fuerza 10, que sería la única con LOS sobre la TF64, está fuera de rango de ataque. Así pues, pasamos al ataque con cañones.

Las prioridades para los destructores japoneses son los barcos de su misma clase; el Oyashio y el Teruzuka atacarán al Buchanan mientras que el Samidare atacará al McCalla.

El Buchanan recibe 2 puntos de daño y se hundirá, mientras que el McCalla recibe un impacto que inutiliza su radar de dirección de tiro. (En las cartas, además de los puntos de daño, también hay ciertos daños o incidentes que pueden sufrir los barcos que son atacados, tales como perder el radar, sufrir un incendio, o que si el comandante de la formación está a bordo, pueda morir).

Tras la fase de combate japonesa es el turno para los buques norteamericanos de devolver el fuego recibido. Ninguno de ellos está en posición de atacar con torpedos, así que pasamos a la fase de ataque con cañones..

Debido a la posición de los barcos estadounidenses que están en disposición de abrir fuego, solo podrán disparar con las baterías de popa sobre los buques enemigos.

Todos los barcos disparan sobre el Oyashio, siendo únicamente el Duncan el que consigue un impacto. A pesar de todo, los daños en el Oyashio aumentan al nivel 2.

Una vez finalizada la segunda fase de combate, procederíamos a recargar los torpedos de los barcos japoneses en caso necesario. Y para terminar del todo el segmento de combate, retiramos los marcadores de “no detectada” de las formaciones cuyos barcos han disparado, delatando así su posición.

Como ya no quedan marcadores de acción por salir, en las dos últimas fases de movimiento del turno, las diversas formaciones avanzarán dos hexágonos sin ningún otro contratiempo.

En la quinta fase, la fuerza oculta número 6 se ve obligada a realizar un giro de emergencia en dirección Sur para evitar encallar en la costa de la Isla de Savo.

Asimismo, la fuerza oculta 10 ha entrado en la zona de despliegue (marcada en el mapa) en la última fase de movimiento, por lo que procedemos a desplegarla, valga la redundancia.

Lamentablemente para los japoneses, el marcador de fuerza es de valor 0, y la fuerza oculta se retira del mapa.

Una vez hecho esto pasamos a la fase final del turno. Ajustamos los daños de los buques en las hojas de control y retiramos los barcos hundidos del tablero.

El Oyashio ve reducida su velocidad máxima a 5 a causa de los daños, además de perder uno de sus montajes de tubos lanzatorpedos.

Por su parte el Salt Lake City ve reducida su velocidad máxima a 4, también por los daños recibidos.

Volvemos a poner las fichas de los barcos con su cara de no haber disparado visible, y comprobamos si las fuerzas japonesas se retiran a causa de las pérdidas y los daños recibidos.

Consultando la tabla correspondiente, tras haber perdido un Crucero Ligero, los japoneses siguen adelante con su misión.

Esta es la situación al final del tercer turno.