Cartas desde Iwo Jima [Iwo: Bloodbath in the Bonins – Decision Games]

Esta será la crónica de la partida a este título en solitario de la serie Folio, publicado por Decision Games.

El Alto Mando norteamericano ha planificado la realización de la “Operación Detachment”, la conquista de la isla volcánica de Iwo Jima, de unos 20 Km cuadrados y situada a unos 1000 Km de las islas de Japón y que dispone de dos aeródromos principales desde los que los P-51 podrían escoltar las misiones de bombardeo sobre territorio enemigo, además de servir para las posibles escalas técnicas de los B-29 a su regreso de las mismas.

La invasión se realizará por las playas del Este. La 4ª División de Marines desembarcará en las playas Green y Red y se ocupará de tomar el Monte Suribachi y limpiar el sector de operaciones 6.
La 5ª División de Marines desembarcará en las playas Yellow y Blue, con la misión de asegurar en primera instancia el campo de aviación Nº1 y extender su control sobre el sector 4.
Una vez se vayan cumpliendo estos objetivos, las unidades recibirán nuevas órdenes.

19 y 20 de Febrero de 1945
Tras los dos primeros días de combates algunas unidades están empezando a salir de las playas, pero los japoneses mantienen una férrea defensa en el sector 6.
El Monte Suribachi todavía no ha sido asaltado.

21 y 22 de Febrero de 1945
En estos dos días los Marines han conseguido limpiar el sector 6 de enemigos, así como los primeros enclaves defensivos del Monte Suribachi. También se ha despejado la cabeza de playa de defensores japoneses, aunque la artillería nipona ha diezmado a los norteamericanos.

Prácticamente dos regimientos enteros han sido volatilizados de la isla. Se intentará reagrupar a los hombres que sea posible y en función de como se desarrollen las siguientes jornadas, el Alto Mando piensa en desembarcar alguno de los regimientos en reserva de la 3ª División de Marines.

Las unidades de la 5ª División tratarán de reagruparse. El 23/4 Reg. seguirá asaltando las posiciones del Monte Suribachi, el 24/5 Reg. empezará su avance hacia el Norte por el sector 5 y el 24/4 Reg. buscará posiciones protegidas para recibir reemplazos

23 y 24 de Febrero de 1945
El Mando de la Operación decide restringir lo máximo posible los desembarcos hasta que las baterías y la dirección de tiro de los japoneses en el Monte Suribachi estén desarticuladas.

Poco a poco se establece una zona segura donde desembarcar y reagruparse mientras se avanza en dirección Norte.
El Monte Suribachi se continúa limpiando de enemigos. Se espera que en el próximo par de días ya esté completamente despejado.

25 y 26 de Febrero de 1945
El tiempo empeora y se desata una tormenta. Se intentará aprovechar esta circunstancia para desembarcar algunas unidades y seguir atacando las posiciones del Monte Suribachi.
La artillería japonesa ha golpeado con menos fuerza estos días, aunque ha dejado fuera de combate a un par de batallones de la 4ª División.

El Monte Suribachi no resistirá por mucho más tiempo y todas las unidades se podrán concentrar en limpiar el Norte de la isla.
Los Marines han tomado la cantera en el sector 4 y han despejado casi todo el perímetro del campo de aviación Nº1.

27 y 28 de Febrero de 1945
Se mantienen las tormentas sobre Iwo Jima y el Alto Mando decide enviar tropas frescas a la isla. El 3r Regimiento de la 3ª División de Marines desembarcará en cuanto sea posible

El Monte Suribachi cae por fin, lo que representa una merma importante en la capacidad artillera y de control de tiro para las fuerzas japonesas.

Aún así, algunas unidades se han perdido debido a los bombardeos japoneses, pero el avance continúa sin descanso hacia el Norte de la isla.

1 y 2 de marzo de 1945
El tiempo mejora, lo que permitirá a las unidades norteamericanas tener un mayor ritmo de avance.
La artillería japonesa se muestra más débil y las unidades de la 5ª y la 3ª Divisiones se centran en limpiar el sector 4, que es uno de los que tiene la orografía más complicada, con gargantas y colinas que dificultan mucho la acción.

Sus esfuerzos se ven recompensados, ya que apenas un par de unidades japonesas siguen resistiendo en el sector.

3 y 4 de marzo de 1945
El esfuerzo principal se centra en la limpieza del sector 4 y en despejar los aledaños del campo de aviación Nº1.
Mientras esto sucede, diversas unidades se intentarán reagrupar para desembarcar de nuevo en la isla.

El objetivo de despejar el sector 4 se cumple con alguna pérdida debido a la artillería nipona, aunque los Marines se preparan para seguir presionando hacia el Norte de la isla.
Diversas unidades están en una situación bastante precaria y necesitarán reemplazos en breve.

5 y 6 de marzo de 1945
Los Marines intentan arrinconar a las tropas japonesas del sector 5 hacia la costa Este de la isla mientras toman las posiciones elevadas que sirven de puesto de observación a la artillería japonesa.

Los nipones resisten los embates de las tropas norteamericanas y conservan algunas posiciones. Hay unidades que dejan de estar operativas a causa del fuego artillero enemigo y la práctica totalidad de las unidades en la isla están agotadas por los combates.

7 y 8 de marzo de 1945
El tiempo vuelve a empeorar, con tormentas que de nuevo arrecian sobre Iwo Jima. El avance es lento, y las unidades norteamericanas no pueden alcanzar todos los objetivos que tenían previstos estas jornadas.

Se toman algunos objetivos y gracias al mal tiempo la artillería japonesa es por primera vez del todo inefectiva y no causa bajas entre los Marines.

9 y 10 de marzo de 1945
Afortunadamente para los marines el tiempo mejora, y podrán intentar realizar operaciones ofensivas más adelantadas.
Al haber limpiado de tropas enemigas los dos principales aeródromos de la isla, los americanos disponen de más artillería desplegada, que aprovecha estas instalaciones para ubicar las piezas de mayor calibre.

Tal como ha sucedido en jornadas anteriores se sigue con el avance, pero los japoneses resisten, y usan el sistema de túneles que han construido en la isla para replegarse y moverse a otras zonas.
Se siguen sumando pérdidas por causa dela artillería nipona, y los oficiales empiezan a pensar que no van a poder conquistar la isla dentro del plazo que les ha dado el Alto mando.

11 y 12 de marzo de 1945
A pesar de haber realizado algún avance significativo durante estas jornadas, los Marines son golpeados por la poca artillería japonesa que queda en la isla, y cada vez tienen más complicada su misión.

13 y 14 de marzo de 1945
Los Marines siguen atacando sin descanso, y a pesar de tener todas las opciones a favor fallan en sus ataques de forma estrepitosa.
Por su parte, los japoneses vuelven a ocupar algunas posiciones que ya habían sido limpiadas y dejan a un par de unidades americanas fuera de combate con su artillería.

15 y 16 de marzo de 1945
Los Comandantes de las divisiones que operan en la isla tienen claro que en los seis días que les ha puesto de límite el Estado Mayor, no van a poder cumplir su misión. Pero no van a dejar de combatir en ningún momento.

Se siguen perdiendo unidades mientras los japonenses resisten una y otra vez los embates de las tropas americanas.

17 y 18 de marzo de 1945
Pese a las buenas condiciones, los Marines son incapaces de nuevo de terminar de limpiar un par de sectores y empujar hacia el Norte de la isla.
Y de nuevo la artillería japonesa vuelve a ser efectiva destruyendo a varias unidades americanas.

19 y 20 de marzo de 1945
Los Marines despejan al fin el sector 5, en el Oeste de la isla, pero sucumben ante los defensores que hay en los alrededores del aeródromo Motoyama Nº3.
La artillería japonesa acaba de destruir a las unidades que operaban al Norte de la isla, dejando en dos batallones reducidos y dos unidades de apoyo el total de las tropas norteamericanas en la isla.

La campaña ha sido un fracaso absoluto para los Marines, y el Mando estadounidense deberá considerar otra estrategia para tomar definitivamente Iwo Jima y continuar la guerra contra el Japón.

En la imagen podemos ver la situación final de la partida,

Aquí podemos ver cuales eran las unidades ocultas japonesas que han acabado en la isla,

Conclusiones, quejas y lloros
La partida se ha puesto cuesta arriba desde el principio. Con tres turnos de tormenta durante la primera mitad de la partida y algunos turnos donde la artillería japonesa ha devastado a las unidades de la isla, intentar ganar el juego se ha convertido en una misión francamente complicada.

Las tormentas penalizan el movimiento a la mitad y restringen la supresión que la artillería norteamericana puede hacer a las unidades japonesas, por lo que el avance se ha hecho extremadamente difícil.

Conforme se van eliminando fichas de HQ o artillería japonesas se reduce la capacidad artillera de los mismos. De 10 fichas de artillería con las que cuentan al inicio de la partida, se han mantenido operativas 6 hasta el último turno de juego, con las posibilidades de ir provocando bajas que ello implica.
En varios ataques donde había la posibilidad de eliminar una de estas fichas, los dados han dado el peor resultado posible, haciendo que estas unidades se redesplegaran sin proceder a su eliminación.

Entre las bajas por combate y por la artillería enemiga, sumado a la cantidad de unidades japonesas que han entrado como reemplazo y las que no han quedado eliminadas en combate, en cada turno aumentaba la diferencia entre las unidades enemigas sobre el tablero y las propias. Prácticamente en cada turno perdía más pasos de los que podía recuperar con reemplazos.

Al final han quedado 19 unidades japonesas en la isla por 4 de los Marines. Ni habiendo desplegado los dos regimientos restantes de la 3ª División creo que hubiera podido salvar la papeleta (hay que tener en cuenta que por cada regimiento de la reserva que se despliega se reduce en un turno la duración de la partida).

En fin, un desastre de campaña para liberar la isla de los nipones, siendo culpable de ello la mala suerte en las tiradas y la mala climatología, ya que yo he realizado unas maniobras operacionales y tácticas exquisitas, donde va a parar…

Ya más en serio, ha habido bastantes situaciones en que los dados han provocado mucha frustración, más que al contrario, pero bueno, habrá que intentarlo de nuevo variando algunas tácticas en la conquista de objetivos (las colinas son fundamentales) y a ver si hay un poquito más de suerte con los dados.

Espero que haya sido interesante.

Anuncios

The Invasion of Russia: Napoleon’s Greatest Gamble (Segunda Edición) [Europa Simulazioni]

Repaso a los componentes de esta segunda edición de tirada limitada y las pequeñas actualizaciones respecto a la primera edición.
También comento el anuncio del tercer volumen de la serie dedicado a las campañas de 1814-1815.

Cactus Air Force: Air War Over the Solomons [Decision Games]

Agosto de 1942
Nos encontramos en plena Campaña de Guadalcanal; Henderson Field no está operativo al 100% y el grueso del contingente aéreo estadounidense está desplegado en Australia y Nuevas Hébridas.
Los japoneses mantienen a su fuerza aérea en Rabaul y Gasmata, con puestos avanzados en Bouganville (Buka), las Shortlands y Nueva Georgia (Munda).

Diversos grupos aéreos se dirigen hacia sus respectivos objetivos, siendo los norteamericanos los primeros en obtener resultados con una misión de B-26 que bombardea a las tropas japonesas en Munda.

Los japoneses consiguen interceptar a los bombarderos estadounidenses, destruyendo a la formación en su camino de regreso a la base. Otra formación de B-17 es obligada a abortar su misión de ataque sobre las Shortlands debido a un intenso fuego antiaéreo.
Pero son los americanos los que golpean de nuevo, esta vez sobre el Tokyo Express, con una fuerza mixta de bombardeo.

Finalmente los bombarderos japoneses alcanzan sus objetivos, protegidos por un contingente de cazas que deja inoperativa a la fuerza defensiva de Henderson Field y diezma el grupode bombardeo que actuó sobre el Tokyo Express.
La zona de desembarco de Beach Red, el Iron Bottom Sound y las rutas de convoyes hacia Australia son los premios que obtienen los japoneses en su incursión.

Agosto termina con una amplia ventaja estratégica para los japoneses, que además han destruido más formaciones americanas de las que han quedado inoperativas en su lado.

Septiembre de 1942
Henderson Field aumenta su capacidad de albergar escuadrones, oportunidad que aprovechan los americanos para basar más aviones de caza que puedan proteger la zona.

Los estadounidenses reciben además refuerzos por parte de la aviación de la Marina, consiguiendo también reincorporar al servicio un grupo de B-26.
Los japoneses por su parte consiguen recuperar a una escuadrilla de “Zeros”

Está en marcha la Batalla de Santa Cruz, donde los dos contendientes tratarán de implicar unidades aéreas para intentar inclinarla a su favor.

Los norteamericanos consiguen su objetivo en las Islas de Santa Cruz mientras los japoneses todavía se dirigen hacia la zona de la batalla.
Una fuerza de bombardeo que se dirige a la base de la Flota del Sureste está a punto de ser interceptada por los defensores nipones.

La fuerza de bombardeo americana es destruida, aunque a costa de fuertes bajas para el japonés.
Los nipones llegan finalmente a Santa Cruz y hacen blanco también sobre los buques estadounidenses, pero esta misión les ha costado bastantes pérdidas en hombres y aparatos.

Los americanos bombardean a las tropas japonesas que se concentran en Cabo Esperanza, en la isla de Guadalcanal, perjudicando los planes de los nipones de recuperar la isla.

Octubre de 1942
Henderson Field ya está casi a plena capacidad y puede albergar a cuatro grupos aéreos.
Este va a ser un mes intenso en cuanto a esfuerzos logísticos. Los japoneses reciben los refuerzos de la 6ª División Aérea, recuperan a dos grupos aéreos que habían quedado destruidos y realizan un bombardeo nocturno con buques pesados sobre Henderson Field; el resultado es la pérdida de dos grupos de bombardeo que estaban en la base.

Los norteamericanos por su parte reciben aparatos de la 13ª Fuerza Aérea y recuperan a dos grupos aéreos destruidos con anterioridad.
En las Islas Salomón Orientales se inicia una nueva batalla naval.

Los estadounidenses consiguen su objetivo en primer lugar sobre la zona de combate de las Salomón, pero toda la fuerza aérea japonesa del sector se dirige también hacia este punto.
Los japoneses también consiguen su objetivo y van a intentar acabar con los aviones estacionados en Henderson Field para dar el golpe de gracia a los americanos.

Otra fuerza de bombardeo americana se intenta abrir paso entre la CAP enemiga para atacar a la flota japonesa estacionada cerca de Rabaul.
Aunque sufriendo algunas bajas, los bombarderos pesados estadounidenses consiguen alcanzar su objetivo.

El camino de vuelta a la base es muy largo, siendo hostigados por los cazas japoneses se sufren bajas, y algunos de los aviones caen al mar ante la falta de combustible para poder aterrizar en sus bases de Australia.

Noviembre de 1942
Los japoneses reciben refuerzos y reemplazos para poder tener disponibles a todas las unidades del sector. Los americanos recuperan algunas de sus unidades, pero no van a ser suficientes para garantizar la superioridad aérea.

Una nueva batalla naval se libra en Guadalcanal. Los contendientes intentaran de nuevo dañar a las flotas enemigas que participan en el encuentro.

Bombarderos japoneses llegan a Guadalcanal y atacan sus objetivos, del mismo modo que logran hacer los norteamericanos.
Los cazas de ambos bandos intentarán dar buena cuenta de los aviones enemigos.

Los combates han sido muy duros, con serios daños en ambos bandos.

Diciembre de 1942
Ambas fuerzas aéreas se recomponen durante este último mes de 1942, y se limitan a volar misiones de patrulla por sus respectivas zonas de influencia.

Los dos bandos han obtenido el máximo de puntos posibles gracias al bombardeo de sus objetivos (24), así que la partida se ha decidido con los puntos obtenidos por el número de unidades dañadas con las que se ha terminado la partida.

Los americanos han terminado con 8 unidades en esta situación, que otorgan al japonés esta misma cantidad de puntos. Las 3 unidades japonesas que han terminado la partida dañadas han supuesto 6 puntos para el estadounidense, por lo que el escenario ha terminado con una Victoria Operacional Japonesa gracias a estos dos puntos de diferencia.

Haberse arriesgado a atacar Henderson Field en Diciembre podría haber supuesto perder este margen de puntos si las cosas hubieran ido mal para el japonés, y que el escenario terminara con una victoria operacional aliada. Destruir las unidades americanas que estaban en la zona de combate no hubiera sido suficiente para obtener una victoria estratégica para Japón, de ahí el conservadurismo en este último turno de la partida.

Cactus Air Force: Air War Over the Solomons es un minijuego publicado por Decison Games que se enmarca en una serie dedicada a combates aéreos y que con 40 fichas y cuatro páginas de reglas comunes y apenas otra más de reglas específicas nos puede ofrecer un buen rato de entretenimiento por un módico precio, aunque por su reducido tamaño las mecánicas son muy sencillitas y está todo bastante abstraido. Pero como digo, para pasar un rato cumple de sobras su cometido.
Todo el conjunto viene en una bolsa de autocierre y contiene, además de lo ya mencionado, 18 cartas y un mapa de pequeño tamaño donde jugaremos el escenario.

Contenido del juego

Fichas

Cartas norteamericanas

Cartas japonesas

Mapa de juego