Escapada a Normandía #3 – Sectores Estadounidenses

En esta entrada voy a repasar todos los lugares que visitamos en la zona del desembarco de las tropas norteamericanas. En cada pueblo se puede encontrar un recordatorio de alguna acción, una foto de alguien o algún pequeño museo con referencias al desembarco del 6 de Junio de1944; es una zona donde uno se puede perder entre la infinidad de cosas que se pueden visitar, pero aquí voy a mostrar, como decía, algunos de los lugares más significativos o conocidos del sector.
La visita la realizamos en una excursión organizada, que nos llevó prácticamente todo el día, pero con la que pudimos ver muchas cosas, aderezado todo con un montón de explicaciones y anécdotas.

Batería de Longues-sur-Mer
Propiamente, este emplazamiento podemos considerar que pertenece al sector británico del desembarco, pero está a muy poca distancia de Bayeux y es un buen punto de partida para iniciar las visitas.

Esta batería consta de cuatro búnkeres con cañones navales de 150mm. Tres de ellos están bastante bien conservados y el cuarto está destruido (aunque se mantiene así en su emplazamiento). En su momento todavía no se había terminado la construcción del búnker de mando de la batería, por lo que esta no estaba operativa a plena capacidad.

En esta primera imagen podemos ver uno de los mencionados búnkeres,

Desde la posición del segundo emplazamiento, vemos una perspectiva general de los otros búnkers de la batería.

En esta fotografía vemos las aguas del Canal de la Mancha desde la posición de los cañones; el búnker de mando debería haber estado en el lado izquierdo de la foto cerca de la línea de costa.

En las imágenes siguientes se ve una vista más general de la batería desde el frente y el detalle de una de las piezas desde dentro del búnker.

Omaha Beach
Estas primeras imágenes de la playa de Omaha están tomadas desde el sector Fox Green, en el extremo este de la playa.

Aquí podemos ver una imagen de la playa en su totalidad, en la que podemos apreciar la forma de media luna que tiene y que desde el punto de vista defensivo es ideal para tener fuego cruzado desde diversos emplazamientos bien situados.
La fotografía fue tomada sobre las 9 de la mañana, y podemos ver como la marea está alta y llega hasta el muro de piedra.

Esta imagen muestra el sector más oriental de Omaha, Fox Red al fondo; entre las casas, a la derecha de la fotografía se ve el búnker de una pieza del 88 que estaba orientada hacia el interior de la media luna y que formaba parte del WN61.

Aquí se ve con más detalle la posición del emplazamiento. A la derecha se puede apreciar una pequeña posición fortificada, que era el emplazamiento para un mortero.

En esta imagen se ve más de cerca el muro de guijarros y se aprecia la fuerza del oleaje.

Aquí podemos ver, o intuir detrás de la vegetación, la salida E-3 hacia Colleville. En la zona derecha de la foto, se puede apreciar un obelisco, que es uno de los monumentos conmemorativos que encontramos por la zona, y que está situado en lo que era la posición del WN62.

Ahora nos vamos justo al otro extremo de la playa, en el límite del sector Charlie y el sector Dog Green, y la zona de Vierville-sur-Mer y la salida D-1. En este punto se erigió el Memorial de la Guardia Nacional, en la posición del WN72.

En la fotografía vemos un monumento que representa la camaradería de los soldados, ayudando a los compañeros heridos bajo el fuego enemigo.

En esta imagen se ve el búnker que contenía una pieza de 50mm y los restos de lo que fue el Mullberry de Omaha, destruido en su casi totalidad por una tormenta el 19 de Junio.

Aquí vemos con más detalle el Memorial de la Guardia Nacional, en cuya parte inferior está el búnker del otro 88 que defendía este extremo de la playa.

En esta foto se aprecia la perspectiva y el alcance posible desde esta posición sobre las unidades que desembarcaban en la playa.

Cementerio Americano de Colleville-sur-Mer
A muy poca distancia de la salida de Colleville que hemos visto antes se erige el cementerio americano. Inicialmente estaba situado en la misma playa, pero su situación no era adecuada por las condiciones del terreno y se trasladó a su ubicación actual, sobre los acantilados que dominan la playa.

Aquí vemos una visión general del interior del cementerio,

En las siguientes imágenes vemos el Jardín de los desaparecidos, donde en sus muros están los nombres de todos aquellos cuyos restos no fueron encontrados (si en algún momento se llegan a identificar algunos restos, se coloca un punto junto al nombre en la pared), y el monumento de la entrada principal del cementerio.

A ambos lados de este monumento encontramos dos murales que representan las operaciones en la cabeza de playa y las que se realizaron en Europa hasta el fin de la guerra.

aquí tenemos una vista de la disposición de las cruces, cuya cara donde está grabado el nombre del caído está orientada hacia “casa”…

En esta imagen tomada desde el mirador que hay en el cementerio, vemos la línea de la playa, y en la parte inferior se aprecian unos indicadores con la posición y la distancia a diversas localidades tanto de Inglaterra como de la costa francesa.

Pointe du Hoc
Vamos a visitar ahora la posición donde estaba una batería de seis cañones franceses de 155mm y gran alcance, que estaban montados sobre estructuras giratorias y permitían dar apoyo a cualquier zona de la costa situada hasta casi 20Km.

En esta primera imagen vemos los restos de uno de los emplazamientos de artillería.

y en esta otra fotografía una de las posiciones defensivas, en cuya parte superior se montaba una ametralladora pesada MG-42.

Desde la parte superior de una de las casamatas tenemos la vista de los cráteres producidos por el bombardeo aéreo y naval, que son enormes. En último plano se aprecia el monumento en recuerdo de la acción de los Rangers al tomar esta posición.

otra imagen donde se ve otro de los emplazamientos de la piezas de artillería y los cráteres de los bombardeos.

En esta fotografía se puede apreciar el porqué de la importancia de esta posición. El pequeño punto blanco en el centro de la imagen es el edificio que hoy alberga el Museo del Desembarco de Utah Beach, en el punto donde se produjo el desembarco de los norteamericanos. Como vemos, la posición es óptima para bombardear a cualquier fuerza de invasión que se sitúe en ese sector.

Aquí vemos el texto del memorial de los Rangers y la roca que está justo en la punta de los acantilados.

En la imagen se puede apreciar la altura que tuvieron que escalar los soldados americanos hasta llegar a la zona de la batería.

esta es otra vista de los acantilados de Pointe du Hoc. A apenas 5Km tras estas paredes está la playa de Omaha, posición perfectamente al alcance de las piezas de la batería.

Y para finalizar, una vista desde el interior del búnker de mando y observación de la batería.

Utah Beach
Vamos ahora a la otra playa del desembarco morteamericano. Aquí hubo bastantes menos dificultades que en Omaha aunque las corrientes desviaron a las tropas hacia una zona que no estaba prevista para desembarcar.
Aquí vemos el cartel que nos da entrada a la playa.

En esta imagen vemos lo que sería una parte del Museo del Desembarco (el puntito que se veía desde Pointe du Hoc), que está situado sobre lo que era el WN5. En primer término vemos un Sherman Firefly.

Aquí tenemos una vista general de la playa con la marea baja. Se aprecia que la superficie es totalmente plana y despejada.

y aquí tenemos la imagen inversa, con los acantilados de Pointe du Hoc al fondo,

como nota curiosa, mirando en dirección a Cherburgo, tenemos a no mucha distancia las islas-fortaleza napoleónicas de Saint-Marcouf, donde vemos claramente las mencionadas fortificaciones.

En la zona de Utah también tenemos diversos monumentos y memoriales, entre los que podemos destacar el monumento que representa la lancha de desembarco Higgins,

el dedicado a la Marina de los U.S.,

o los (de izquierda a derecha) monumentos a la 90 división de Infantería, el Monumento Federal de los Estados Unidos o el de la 1ª Brigada Especial de Ingenieros.

Sainte-Mère-Église
Dejamos atrás las playas y vamos a visitar algunos de los lugares donde intervinieron la divisiones aerotransportadas.
Empezaremos con Sainte-Mère-Église, donde en su plaza principal vemos la iglesia de Nuestra Señora de la Asunción, en cuya torre tenemos colgado al paracaidista de la 82 Aerotransportada, John Steele.

aquí vemos una imagen más cercana de la figura que representa al paracaidista.

En esta imagen podemos ver el interior de la pequeña iglesia, y en las dos siguientes fotografías, dos de las vidrieras de la misma, donde aparecen representados los paracaidistas y diversos de sus escudos y emblemas.

De nuevo una vista de la iglesia y la plaza donde se ubica.

Justo en el otro lado de la plaza encontramos el Airborne Museum, que como su nombre indica está dedicado a las fuerzas aerotransportadas. A través de diversos espacios encontramos todo tipo de material y recreaciones de las acciones que tuvieron lugar en las tempranas horas de la invasión aliada. Incluso podemos ver un planeador o un C-47 en todo su esplendor.

Estas dos imágenes recogen la representación de la famosa escena, justo antes de iniciar la operación, donde Ike arenga a los paracaidistas americanos, y todo ello con un C-47 real, como decía antes,

En esta fotografía vemos una pieza de artillería aerotransportada, y podemos apreciar la peculiaridad de su diseño, para facilitar su transporte y despliegue por parte de los paracaidistas y tropas de planeadores.

Aquí vemos una muestra de uniformes y equipo de salto.

y en estas imágenes una colección de los diferentes modelos de armas usados tanto por los norteamericanos como por los alemanes.

La Fière
A algo menos de dos kilómetros al oeste de Sainte-Mère-Église se encuentra el río Merderet y el puente de La Fière, donde se produjo una dura lucha a lo largo de tres días por el control del puente y el camino elevado que abría un paso hacia el interior de la Península de Cotentin.

En esta primera imagen vemos a un grupo de vacas normandas paciendo plácidamente a orillas del Merderet.

a un tiro de piedra del pequeño puente que fue objeto de la lucha.

En esta vista más general podemos imaginar la situación, teniendo en cuenta que todo el terreno a ambos lados de la carretera que va desde la línea del río hasta la altura de la pequeña capilla que se ve en la parte derecha de la imagen, estaba completamente anegado debido a las inundaciones que habían provocado los alemanes.
Así que este camino y el puente intacto, eran unas delas pocas vías accesibles para avanzar hacia el oeste y cortar la península.

En esta misma zona encontramos diversos monumentos y memoriales, destacando especialmente el dedicado al General Gavin, que estuvo al mando de la fuerza operativa de la 82 Aerotransportada en la zona.
En la foto apreciamos el monumento, y en la siguiente imagen el pie de la estatua, donde se puede leer una descripción de la acción junto con los datos de bajas y condecoraciones otorgadas.

En esta foto vemos la placa en recuerdo del soldado Charles DeGlopper, que recibió la Medalla de Honor de forma póstuma al haber resistido en solitario un asalto de las tropas alemanas, atrayendo su atención para que el resto de su unidad pudiera retirarse y recomponer sus líneas de forma segura, y causando un elevado número de bajas al enemigo antes de que acabaran con él.

Angoville-au-Plain
Esta es una pequeña aldea a apenas un kilómetro al noreste de Saint-Còme-du.Mont, donde dos médicos del 501PIR de la 101, Kenneth J. Moore y Robert E. Wright, establecieron un puesto médico en su iglesia.
A apenas unos metros se producían combates entre los paracaidistas norteamericanos y los granaderos de la 91 Luftlande, cambiando la localidad de manos varias veces durante el enfrentamiento. Los sanitarios estadounidenses atendieron hasta a 80 combatientes de ambos bandos y un niño de la aldea, de los que solo perdieron a dos debido a la extrema gravedad de sus heridas. Imponían como condición para entrar que las armas se dejaran fuera de la puerta de la iglesia, condición que fue respetada por todos los contendientes.

En esta fotografía vemos una vista de la iglesia, que comparte el mismo estilo de construcción normando de la que hemos visto antes en Sainte-Mère-Église, y que podemos encontrar por toda la zona. En el pequeño cementerio que hay al lado de la iglesia está enterradas parte de las cenizas del difunto Robert E. Wright.

En esta imagen vemos el memorial en recuerdo de los dos médicos.

Aquí vemos el interior de la pequeña iglesia,

Una vidriera que conmemora la acción de los paracaidistas americanos,

y uno de los bancos de la iglesia donde se puede apreciar todavía las manchas de la sangre que empapó la madera en el lugar donde se atendió a los heridos.

Y hasta aquí el viaje a Normandía, que disfrutamos mucho, y cuya crónica espero que también os haya gustado y sido de interés.

Escapada a Normandía #2 – Caen

CAEN

Caen ya es una ciudad importante y de considerables dimensiones comparada con Bayeux, ciudad donde estábamos alojados. En apenas veinte minutos en tren se puede llegar a Caen mediante cualquiera de los trenes regionales o intercities que circulan por la línea entre París y Cherburgo.

Caen tiene un patrimonio cultural importante para visitar, incluyendo su centro histórico, la Abadía de los Hombres, la Abadía de las Damas, el Castillo de Caen, la Iglesia de San Pedro o la Casa de los Quatrans, por mencionar algunas cosas. Además tenemos el Memorial de la Paz de Caen, del que veremos más detalles posteriormente.

En función de lo que uno se entretenga creo que la ciudad da para una visita de por lo menos un par de días. En nuestro caso fue un viaje de ida y vuelta de un solo día, y solo en el Memorial pasamos más de cuatro horas, así que apenas nos dio tiempo de hacer una rápida visita al Castillo y dar una vuelta por algunas de las calles del centro.

El Castillo de Caen y alrededores
En esta primera imagen podemos ver una vista de la iglesia de Saint-Pierre, que se encuentra justo delante del Castillo, y que está siendo restaurada.

en las siguientes fotografías vemos unas vistas de las murallas, la segunda tomada desde la barbacana de la puerta sur del castillo.

En el interior del castillo hay diversos museos y dependencias para exposiciones, de las que podemos ver algunas en las siguientes imágenes.

En la siguiente imagen, que está tomada desde las murallas del castillo se pueden ver las torres de la Abadía de los Hombres al fondo y la torre del Hospital de la Misericordia en primer término.

Aquí podemos ver una imagen de la Casa de los Quatrans, que es la más antigua de Caen, y en la que reconocemos el típico estilo de construcción normando.

Como decía, no nos dio tiempo a hacer más visitas, así que queda pendiente para otra ocasión…

Memorial de la Paz de Caen
El Memorial de Caen es una visita imprescindible para aquel que tenga interés, ya no en la Segunda Guerra Mundial, sino en la historia del Siglo XX, ya que el museo tiene diversas exposiciones al respecto.
A través de diversas salas se hace un recorrido desde el final de la Primera Guerra Mundial, pasando por el período de entreguerras, con la mención correspondiente a la Guerra Civil Española, y un recorrido cronológico de la Segunda Guerra Mundial tocando todos los frentes y muchos aspectos relativos a las prácticas en la ocupación, uso de la propaganda por parte de los contendientes, la afectación a la población civil o el Holocausto.
En una exposición aparte se puede ver el Desembarco del 6 de Junio, y en otras salas tenemos una exposición sobre la Guerra Fría. También podemos visitar el Bunker de mando del General Richter, quien comandaba la 716 División de Infantería, y que está excavado en la roca debajo del Memorial.
Los jardines que circundan el museo también merecen una visita, que nosotros no hicimos, ya que a pesar de ser el Memorial el objetivo principal de la visita a Caen, también queríamos ver alguna otra parte de la ciudad.
Como comentaba, cogimos la audio guía para hacer la visita, por lo que se dispone de un montón de información relativa a los paneles y vitrinas que nos vamos encontrando a lo largo del recorrido, y por lo que la visita duró más de cuatro horas, aún saltándonos algunas partes de las explicaciones.

Vamos a ver ahora una selección de imágenes de todo el material del que dispone el museo.

Para empezar, vemos una imagen del edificio,

donde en su vestíbulo principal nos da la bienvenida un Hawker Typhoon colgado del techo…

Aquí vemos uno de los paneles dedicados a la Guerra Civil, con las dos corrientes de opinión a favor de uno u otro bando.

En esta imagen tenemos el cartel de la movilización general por parte de Francia ante la invasión alemana de Polonia.

Uno de los carteles de propaganda alemana durante la ocupación de Francia.

En la imagen podemos ver uno de los montajes que se encuentran durante el recorrido y que sirven de marco para ilustrar situaciones del momento, con objetos y reproducciones a tal efecto.

Este cartel nos muestra los crímenes de aquellos que se hacen llamar libertadores; en la siguiente imagen ampliada se puede ver a uno de los integrantes de la banda, que me llamó la atención especialmente…

En esta fotografía podemos ver diversos objetos de la Campaña de África.

Y en esta imagen tenemos material de los submarinos alemanes, con mención especial a la máquina Enigma, que vemos ampliada en la siguiente fotografía.

Esta foto nos muestra diversos objetos pertenecientes a un oficial del Ejército Japonés, entre otros.

Para las siguientes fotografías sobran los comentarios…

Aquí podemos ver diversos carteles de propaganda de todos los contendientes, instando a la población a colaborar con el esfuerzo bélico.

Y aquí el “kit” para el soldado alemán acantonado en el suroeste de Francia…un manual de conversación alemán-francés-español y un preservativo de la época…

En esta imagen tenemos a un Katiusha. En cuanto a objetos de la campaña de Rusia, como curiosidad, había un trozo de pared no muy grande que según el cartel era parte de la fábrica Barrikadi de Stalingrado. Simplemente era un trozo de muro de ladrillos y cemento… así que no lo fotografié…

Aquí vemos un pequeño coche usado por los servicios médicos de la Wehrmacht.

Y en esta imagen tenemos diversos objetos, algunos de ellos rescatados del bunker de la Cancillería; la maleta se indica que perteneció al mismo Hitler.

Ahora pasamos a ver algunas imágenes pertenecientes a la exposición sobre la Guerra Fría. En esta imagen vemos algunos de los sucesos importantes de la época tales como la batalla de Dien Bien Phu o el levantamiento de Budapest en el año 1956.

Objetos sobre la guerra de Vietnam.

Y aquí tenemos un Mig-21, con el que hubo dificultades para hacer que cupiera en la foto, ya que es un avión bastante voluminoso y la sala no era muy grande.

Aquí vemos más vestigios de la Guerra Fría, con el uniforme de las tropas de la RDA,

y unas partes del muro de Berlín, así como el típico utilitario Trabant, también fabricado en la RDA.

Y así damos por finalizado este repaso a la jornada que pasamos en Caen. En la siguiente entrada mostraré varios lugares de interés en las zonas de desembarco y de salto en el sector norteamericano.

Escapada a Normandía #1 – Bayeux

A finales de octubre, mi mujer y yo hicimos una pequeña escapada a Normandía para visitar algunos de los rincones más emblemáticos por lo que se refiere a la invasión aliada en las playas de dicha región en Junio de 1944.
Además de todo lo relacionado con este evento histórico, la región es muy rica en patrimonio cultural de la época medieval, además de tener una gastronomía muy interesante.
A través de las siguientes entradas quiero relatar tanto con palabras como con imágenes, el resultado de este pequeño viaje. Puede que algunos, o bastantes de los que leáis esta crónica hayáis visitado la región en uno u otro momento; sirva de recuerdo a aquellos que ya lo han hecho, o de acicate para aquellos que todavía no, o al menos enseñar una muestra para aquellos que no tengan la oportunidad.

El viaje se centró en tres lugares principales, y en los que dividiré la crónica, Bayeux, Caen y los sectores del desembarco de las tropas norteamericanas. Empecemos pues con la Villa de Bayeux.

BAYEUX

Bayeux es una pequeña ciudad de 15.000 habitantes que se encuentra a apenas 8 Km de las costas del Canal de la Mancha. A lo largo de la historia ha visto muchos conflictos, pero ha salido extremadamente bien parada en lo que a conservación se refiere, por lo que mantiene un patrimonio cultural de todas las épocas ciertamente interesante. Como anécdota contar que, gracias al cura de una pequeña parroquia de una aldea cercana, que cogió su bicicleta hasta el puesto de mando de las tropas británicas y logró convencer a los oficiales ingleses de que los alemanes habían abandonado la localidad, la ciudad se salvó de un devastador bombardeo de la artillería naval que estaba previsto para la mañana del 7 de junio de 1944.

Actualmente la ciudad es un buen punto de partida para realizar visitas por la zona, ya que está situada bastante cerca de casi todas partes, además de visitar la propia ciudad. Tiene una amplia oferta tanto de alojamientos como gastronómica, y está perfectamente comunicada con otras capitales de departamento y ciudades más grandes.
La ciudad tiene una calle principal y una zona en el centro donde podemos encontrar multitud de tiendas, restaurantes y alojamientos, y para la época del año en que la visitamos, donde el clima empieza a no acompañar, estaba muy animada.

Las principales atracciones de Bayeux son su catedral, las casas de estilo normando que conserva, y sus museos (Museo del Tapiz de Bayeux, Museo Memorial de la Batalla de Normandía y Museo de Arte e Historia Baron Gérard). Además en Bayeux podemos encontrar el cementerio militar británico y un jardín botánico, así como rincones muy bonitos repartidos por la ciudad.
La oficina de Turismo local realiza visitas guiadas tanto de la catedral como de la ciudad, visita esta última que realizamos, y que por un módico precio nos ofrece una visión de la Villa y sus rincones a través de la historia (altamente recomendable).

Web oficial de Bayeux https://www.bayeux.fr/fr

Y sin más dilación, vamos a ver las imágenes de Bayeux.

Museo del tapiz de Bayeux
Este museo alberga un tapiz de más de 70 metros de largo que nos cuenta la historia de la conquista de Inglaterra por parte de los Normandos, concretamente por Guillermo el Conquistador, duque de Normandía, y culminando en 1066 en la batalla de Hastings.
Además del tapiz hay una exposición sobre usos y costumbres de la época.
Como no se pueden tomar fotos, nos tendremos que conformar con un par de imágenes de la web oficial y una instantánea del exterior del museo.

Villa y Catedral de Bayeux
En estas primeras imágenes podemos ver varias de las construcciones típicas normandas que se conservan en la ciudad.

Aquí podemos ver el río Aure a su paso por la localidad.

La catedral es realmente majestuosa, iniciada su construcción en 1077, posee los estilos románico normando y gótico, y en las siguientes imágenes podemos ver una vista de la misma desde el ábside, la fachada principal, y el interior de la nave.

En la siguiente imagen podemos apreciar una pequeña casa, o por lo menos lo parece desde el suelo, en una de las torres de la catedral que servía de puesto de vigilancia para las tropas inglesas durante su ocupación de la villa durante la Guerra de los Cien Años.

En esta fotografía vemos una vista del Palacio Episcopal,

y en esta, el llamado “Árbol de la Libertad”. Este árbol fue uno de los muchos plantados tras la Revolución Francesa en las plazas de pueblos y ciudades para conmemorar el triunfo de la misma, y aquí lo tenemos, más de dos siglos después, creciendo fuerte y robusto.

En esta imagen vemos alguno de los palacetes que la nobleza local edificó en la villa a principios y mediados del siglo XVIII. Este en particular es conocido como “el pequeño Versalles”.

Y para finalizar, una vista de una de las calles de la ciudad. En cuanto nos salimos dela zona más céntrica y concurrida, podemos apreciar que es una localidad muy tranquila y apacible.

Memorial de los Reporteros y Cementerio Militar Británico
Un poco apartado del centro y justo frente al Museo del Desembarco, que veremos a continuación, podemos encontrar el Memorial de los Reporteros. Un paseo entre árboles flanqueado por unos monolitos donde podemos ver grabados los nombres de todos los reporteros que han fallecido en los diversos conflictos que se han sucedido desde la Segunda Guerra Mundial, año a año desde 1944.

Y justo al otro lado de la calle encontramos el Cementerio Militar Británico, con un monumento conmemorativo en el que se agradece la liberación por parte de aquellos que habían sido conquistados primero.

Aquí vemos un par de imágenes del interior del cementerio.

Museo Memorial de la Batalla de Normandía
Y llegamos al museo de la batalla, donde podemos encontrar todo tipo de objetos relacionados con el Desembarco de Normandía y la lucha posterior en la región.
A través de diversos paneles explicativos y si queremos, asistiendo a una proyección de un documental, podemos ir viendo la cronología de las operaciones.
En las siguientes imágenes mostraré una selección de todo lo que podemos llegar a ver en el museo.

En la parte exterior podemos encontrar diversos blindados, la mayor parte aliados. Conste que en la zona apenas se conservan blindados alemanes, pero aquí tenemos un Hetzer.

También encontramos un Sherman M4A5, del que podemos ver una vista frontal más cercana.

Ya dentro del museo tenemos todo tipo de objetos, uniformes y armas. En esta imagen vemos una muestra de objetos y uniformes británicos.

Aquí podemos ver un cañón antiaéreo Bofors de 40mm,

Diversas insignias y condecoraciones alemanas, así como algunas armas cortas, dagas y bayonetas.

Una nueva pieza de artillería, en este caso alemana y de 105mm.

En las siguientes fotos se pueden ver tanto los parches de unidad de los estadounidenses, británicos, canadienses, belgas, polacos y neozelandeses, como las insignias de las gorras de los regimientos británicos. Hay algunos otros cuadros con más insignias, que aquí no he incluido…

Volvemos a las piezas de artillería, en este caso un obús de 105mm perteneciente a los norteamericanos.

En esta imagen podemos ver una motocicleta germana,

y en esta, el famoso cañón antitanque alemán Pak40 de 75mm.

Aquí podemos ver una muestra de diversos uniformes y material alemán,

y aquí un Jeep Willys, utilizado por los reporteros que cubrían el conflicto. Vemos también uno de los paneles explicativos que podemos encontrar a lo largo del museo.

Aquí tenemos una pieza de artillería autopropulsada británica; el “Sexton”, que equipaba un cañón de 25 libras.

cañón de 25 libras que podemos ver por si solo en esta imagen. Al fondo apreciamos un camión de comunicaciones americano, del que podemos ver su interior en detalle en la siguiente fotografía.

En esta imagen vemos un bulldozer de los ingenieros. El cuerpo de ingenieros fue importante para los habitantes de Bayeux, ya que en un tiempo récord construyeron la primera circunvalación conocida de una población en Europa, como medida para evitar derribar una gran cantidad de casas ya que los vehículos pesados de transporte y los carros no cabían por las calles de la villa, y se necesitaba transportar una ingente cantidad de material desde las playas a primera línea de combate.
Hoy en día el trazado, modernizado lógicamente, sigue siendo plenamente funcional y es conocido como “le by-pass” (póngase acento francés para leerlo…).

Y más piezas de artillería; ahora un antiaéreo alemán de 2cm.

y finalmente un 88. Debo reconocer que me impresionó verlo en su tamaño real, es grande…muy grande, y uno no puede evitar pensar en como debía dejar a los carros enemigos que tenían la desgracia de recibir su fuego.

para finalizar la visita al museo volvemos al exterior, donde encontramos un par más de carros de combate. En este caso un cazacarros M10,

y un Churchill Crocodile, del que podemos ver su lanzallamas en la segunda imagen.

En este vídeo se puede ver un diorama con figuras y material a tamaño real que está montado en el museo.

Pues bien, esto es una muestra de lo que pudimos ver en Bayeux que espero que haya sido interesante. En la siguiente entrega nos vamos a Caen.

Bialystock [Paths to Hell + Alone in the Storm]

29 de Julio de 1941. Las unidades de reconocimiento de la División Grossdeutschland han sido enviadas a hostigar la retaguardia soviética, y así ralentizar su retirada para que puedan ser cercadas.

Esta partida la jugaré con la expansión AitS, gestionando los alemanes y dejando a la IA el bando soviético.
No voy a entrar en detalles de las acciones y el uso de las tablas del juego en solitario, ya que se pueden ver ampliamente en los vídeos de la partida al primer escenario del Normandy que está en el blog.
Voy a ir jugando y relatando las acciones que sucedan durante el transcurso de la partida, y en todo caso, al final expondré las conclusiones sobre el comportamiento de la IA.

El Mando de la División Grossdeutschland ha enviado a cuatro compañías, dos de infantería, una de vehículos de reconocimiento y otra de carros medios para tomar el pueblo de Bialystock.
Se espera una defensa rusa heterogénea formada por tropas de infantería, algunos cañones AT, vehículos de reconocimiento y algunos blindados ligeros. Aunque el material soviético no es ni mucho menos de lo más moderno, es lo suficientemente bueno para poner en aprietos a las unidades ligeras alemanas.
Se sospecha también que los soviéticos han minado algunas de las rutas de aproximación al pueblo.

(T1) La unidad motociclista alemana se acerca a las posiciones de los vehículos BA-10M rusos, que están situados sobre una colina. Ante la posibilidad de que haya un campo de minas en el camino, las tropas germanas se acantonan en unas zonas arboladas.
Los soviéticos intentan realizar un asalto sobre las posiciones de los motociclistas sin éxito, debiendo retirarse tras sufrir alguna pérdida.

La compañía de Sdkfz. 231 avanza hasta una posición a cubierto cerca ya de las líneas soviéticas. El Sgt. Romanov al mando de una sección de T-26S se acerca a la posición de los vehículos alemanes, preparado para abrir fuego sobre ellos.

Los Pz.38(t) del Leut. Schulze llegan hasta las posiciones de la compañía motociclista, quedándose en el vado del río.

El Sgt. Romanov abre fuego sobre los vehículos de reconocimiento alemanes causando dos impactos. La formación alemana aguanta el tipo en su posición.

La última de las unidades germanas, la compañía de infantería motorizada del Ober. Roeger, hace su aparición por el camino, encontrándose con una buena congestión de tráfico en la zona del vado del río.

Las unidades soviéticas que están en el pueblo y sus aledaños se quedan a la expectativa, esperando el acercamiento de las unidades enemigas.

(T2) Los BA-10M abren fuego sobre los vehículos de reconocimiento alemanes causándoles una nueva baja. La compañía del Hpt. Rögelein falla en su chequeo de moral y se ve obligada a huir.

Las tropas motociclistas germanas toman posiciones entre los árboles, a cubierto de los blindados enemigos.

Los Pz.38(t) avanzan, con una de sus secciones recibiendo una baja por el fuego de los BA-10M. Esta sección se sitúa en la posición que ocupan las tropas motociclistas mientras el Leut. Schulze se despliega con el resto de sus carros entre unos árboles, desde donde tienen al enemigo a tiro.

El Sgt. Romanov se acerca con sus blindados a la posición de la compañía motociclista presto a abrir fuego o asaltar a la menor ocasión.

La compañía de infantería motorizada alemana desmonta de sus vehículos entre los árboles una vez pasado el vado del río, preocupados por las unidades blindadas enemigas que están entre los campos de cultivo.

La unidad de reconocimiento germana no consigue reagruparse, y las unidades soviéticas que defienden el pueblo siguen en sus posiciones. Una de las secciones de T-26S se retira hacia el norte de la zona de operaciones.

(T3) Los alemanes toman la iniciativa e intentan una acción coordinada, aunque los oficiales implicados no llegan a un entendimiento y no consiguen realizar su cometido. Las unidades de infantería motociclista del Leut. Stiegert realizan un asalto sobre los carros del Sgt. Romanov, aunque tras algunos intercambios de disparos los alemanes se retiran sin que haya bajas por ningún bando.

Los vehículos de reconocimiento soviéticos abren fuego sobre los Pz.38(t), causando una baja. Los carros alemanes responden al fuego destruyendo a varios BA-10M; los soviéticos se mantienen firmes en su posición a pesar de las pérdidas.

Finalmente las unidades más dañadas se retiran a posiciones más seguras, mientras un retén de vehículos se queda para interceptar posibles avances enemigos.

La compañía de infantería motorizada del Ober. Roeger se mueve por el flanco izquierdo de los soviéticos al otro lado del río. Durante esta acción han recibido fuego del enemigo y perdido algunos hombres.

La compañía del Lt. Plotnikov deja sus posiciones defensivas y se mueve para cubrir el avance alemán por el flanco.
De nuevo, los vehículos de reconocimiento alemanes y su oficial no consiguen reorganizarse.
La sección de T-26S que había quedado en una posición en tierra de nadie y fuera de mando, se retira para reunirse con otras unidades de su compañía.

(T4) Un nuevo intento de coordinación entre los oficiales alemanes resulta infructuoso, y como hace unos instantes, la formación motociclista intenta asaltar a los blindados soviéticos.
Esta vez sí tienen éxito, provocando una baja entre los tanques rusos y haciendo que huyan desordenadamente.

Los vehículos del Sgt. Kolcugin (BA-10M) no ven posibilidades de hacer daño a los enemigos y se colocan en posición de reacción, para intentar al menos demorar el posible avance alemán lo máximo posible.
El fuego de respuesta alemán destruye a los vehículos soviéticos. El Sgt. Kolcugin consigue salir vivo y huye junto con los pocos vehículos de su formación que quedaban operativos.
Durante la huida atraviesan unos campos en los que parecía que había minas; afortunadamente para los soviéticos no había nada que temer.

En el margen este del río los soviéticos y los alemanes siguen posicionándose para combatir. El fuego de reacción soviético produce algunas bajas entre los soldados alemanes.
La formación del Ober. Roeger está empezando a sufrir el desgaste del combate.

Mientras los blindados soviéticos se agrupan en una zona boscosa, el Hpt. Rögelein consigue reorganizar a algunos de sus vehículos y podrá reincorporarse a las operaciones.
La situación general es la siguiente,

(T5) Los germanos siguen teniendo la iniciativa en el combate y el Ober. Roeger pide una misión de artillería sobre las posiciones soviéticas al este del río. Descargando la máxima potencia de fuego que tiene disponible y quizás con un asalto, si las condiciones son propicias, se podrá abrir el flanco enemigo para poder tomar Bialystock.

A pesar del fuego recibido, los rusos sufren menos bajas de las esperadas. Los soviéticos devuelven el fuego, causando una nueva baja a los alemanes.
Los panzer del Leut. Schulze se posicionan para proteger el avance de la infantería germana ante la posible irrupción de los carros soviéticos, aunque quedándose fuera del alcance de los AT que protegen el pueblo.

Un nuevo ataque por parte de los hombres del Lt. Plotnikov produce una baja en la compañía de infantería motorizada del Ober. Roeger.
Las tropas mantienen la moral a duras penas, complicándose la rotura de la línea soviética a este lado del río.

Las tropas motociclistas alemanas se abren paso entre las zonas de minas que protegen el pueblo sin sufrir bajas, y se sitúan en los aledaños de su objetivo principal.

Los AT del pueblo intentan batir a la infantería motociclista alemana, aunque sin demasiada puntería.
Los vehículos de reconocimiento germanos que habían podido recuperarse se suman al avance sobre las posiciones soviéticas.
Las secciones soviéticas desorganizadas no consiguen recuperarse.

(T6) Los soviéticos toman la iniciativa en esta fase del combate; defenderán sus posiciones con uñas y dientes.
El fuego concentrado elimina a los restos de la sección que acompañaba al Ober. Roeger, que sobrevive al ataque, y gracias a su alta moral y capacitación consigue mantener a sus hombres en combate.

La infantería motociclista asalta las posiciones de los AT enemigos en el pueblo. Las tropas quedan trabadas en combate, con los rusos perdiendo a varios de sus cañones y sus dotaciones.

Los carros alemanes se acercan a la vez que atacan a los T-26 que estaban desorganizados, aunque con poca fortuna.

Los vehículos de reconocimiento germanos avanzan hasta la posición del Sgt. Kolcugin, capturándolo. Los restos de su unidad están muy alejados y no se han percatado de la acción.

El Ober. Roeger se reune con sus hombres en una posición algo más alejada de las tropas rusas que les han estado atacando, intentando que el fuego enemigo no sea tan poderoso ni tan preciso.

Los carros soviéticos no consiguen recuperar la cohesión, y las unidades que están fuera de mando siguen retirándose para evitar ser destruidas por el enemigo.

(T7) El Corp. Zhurov se hace cargo de los pocos blindados de reconocimiento que están desorganizados en una zona de bosque al norte de la zona de operaciones.
Los soviéticos mantienen la iniciativa.

En este turno hay unidades trabadas en un asalto. Como no hay una prioridad específica en las tablas ni en el reglamento, se ha considerado en las FAQS del juego que en función de la situación de peligro o la oportunidad se debe activar primero el asalto. Así que dado que era muy probable que las fuerzas de la IA sucumbieran en el asalto si se activaba por parte de los alemanes, la primera activación será para retirar a esas unidades del asalto, buscando su supervivencia y la posibilidad de una activación doble.

Los AT se retiran del interior de Bialystock, dejándolos los alemanes que se sitúen en un terreno algo más despejado antes de abrir fuego sobre ellos. Afortunadamente para los rusos la acción se salda sin recibir bajas.

Los panzer abren fuego de nuevo sobre los T-26 del Sgt. Romanov, destruyendo sus vehículos. El sargento sobrevive y consigue huir para encontrarse con el resto de vehículos de su formación.
Al este del río hay un intercambio de disparos entre alemanes y soviéticos sin ninguna consecuencia.

Los alemanes tienen el control del pueblo, pero no tienen una superioridad manifiesta en el campo de batalla. Los soviéticos conservan todavía varias unidades en buenas condiciones y con capacidad para disputar la victoria.

(T8) Los alemanes vuelven a tomar la iniciativa con los vehículos de reconocimiento abriendo fuego sobre sus homólogos rusos, que son destruidos.

Al este del río, los disparos de los soviéticos causan nuevas bajas entre los alemanes, hasta que al final una nueva descarga de los rusos quiebra la moral de las tropas alemanas, que huyen hacia sus líneas.

Los cañones AT soviéticos provocan nuevas bajas entre los vehículos de reconocimiento alemanes, que a duras penas aguantan en el campo de batalla. El resto de unidades alemanas toma posiciones defensivas en el pueblo mientras los rusos se colocan para un posible contrataque.

Y así llegamos al final del escenario con la victoria de la IA rusa.
Como alemán he conseguido uno de los objetivos de victoria, que era tomar el pueblo, pero he fallado en el de conseguir 12 puntos en bajas enemigas. Solamente dos secciones de BA-10M y una de T-26S destruidas que me otorgan 6 puntos, quedándome a la mitad del objetivo.

Esta es la situación al final de la partida.

Conclusiones, quejas y lloros
He intentado en el escenario seguir de forma correcta todas las tablas de prioridades, órdenes y diagramas correspondientes, pero seguramente algo se me habrá escapado.
No se ha planteado ninguna situación extraña que haya alterado o tergiversado el devenir o el resultado de la partida, y la IA se ha comportado de una manera muy efectiva, ya lo habéis visto, ganándome la partida con una agresividad que a mi me ha faltado.

Esta actitud agresiva, dentro del concepto defensivo, en los primeros turnos me ha descolocado, y hasta que no he recompuesto las líneas y he vuelto a avanzar, he perdido un tiempo precioso.
El intento de flanqueo por el este del río ha sido perfectamente contrarrestado por la IA, haciéndose fuerte en una zona de bosque y machacando a las unidades que intentaban avanzar por la zona.

La IA también ha ido haciendo movimientos de retirada para salvaguardar sus unidades de carros fuera de mando (aquí creo que he cometido algún error al aplicar la tabla de órdenes para las secciones). Esto ha impedido que pudiera causarle bajas y ganar puntos para el escenario; pero vamos, aunque hubiera errado, estas acciones son perfectamente plausibles para un jugador humano que actuara de manera conservadora.

Al final ha sido la infantería motociclista la que ha llevado el peso de los combates, conquistando el pueblo. He estado tímido con los Pz.38(t), que se han llevado una baja muy rápido al iniciar el escenario y con los que he tenido miedo de que los destruyeran, costándome bastante reaccionar a la agresividad inicial de la IA.

Nada que objetar al palo que me ha dado el sistema en solitario, y a ver si para la próxima espabilo y lo hago mejor. Ahora falta decidir si me quedo en Rusia, me voy a Francia en el 40 o a Normandía…