Escapada a Normandía #1 – Bayeux

A finales de octubre, mi mujer y yo hicimos una pequeña escapada a Normandía para visitar algunos de los rincones más emblemáticos por lo que se refiere a la invasión aliada en las playas de dicha región en Junio de 1944.
Además de todo lo relacionado con este evento histórico, la región es muy rica en patrimonio cultural de la época medieval, además de tener una gastronomía muy interesante.
A través de las siguientes entradas quiero relatar tanto con palabras como con imágenes, el resultado de este pequeño viaje. Puede que algunos, o bastantes de los que leáis esta crónica hayáis visitado la región en uno u otro momento; sirva de recuerdo a aquellos que ya lo han hecho, o de acicate para aquellos que todavía no, o al menos enseñar una muestra para aquellos que no tengan la oportunidad.

El viaje se centró en tres lugares principales, y en los que dividiré la crónica, Bayeux, Caen y los sectores del desembarco de las tropas norteamericanas. Empecemos pues con la Villa de Bayeux.

BAYEUX

Bayeux es una pequeña ciudad de 15.000 habitantes que se encuentra a apenas 8 Km de las costas del Canal de la Mancha. A lo largo de la historia ha visto muchos conflictos, pero ha salido extremadamente bien parada en lo que a conservación se refiere, por lo que mantiene un patrimonio cultural de todas las épocas ciertamente interesante. Como anécdota contar que, gracias al cura de una pequeña parroquia de una aldea cercana, que cogió su bicicleta hasta el puesto de mando de las tropas británicas y logró convencer a los oficiales ingleses de que los alemanes habían abandonado la localidad, la ciudad se salvó de un devastador bombardeo de la artillería naval que estaba previsto para la mañana del 7 de junio de 1944.

Actualmente la ciudad es un buen punto de partida para realizar visitas por la zona, ya que está situada bastante cerca de casi todas partes, además de visitar la propia ciudad. Tiene una amplia oferta tanto de alojamientos como gastronómica, y está perfectamente comunicada con otras capitales de departamento y ciudades más grandes.
La ciudad tiene una calle principal y una zona en el centro donde podemos encontrar multitud de tiendas, restaurantes y alojamientos, y para la época del año en que la visitamos, donde el clima empieza a no acompañar, estaba muy animada.

Las principales atracciones de Bayeux son su catedral, las casas de estilo normando que conserva, y sus museos (Museo del Tapiz de Bayeux, Museo Memorial de la Batalla de Normandía y Museo de Arte e Historia Baron Gérard). Además en Bayeux podemos encontrar el cementerio militar británico y un jardín botánico, así como rincones muy bonitos repartidos por la ciudad.
La oficina de Turismo local realiza visitas guiadas tanto de la catedral como de la ciudad, visita esta última que realizamos, y que por un módico precio nos ofrece una visión de la Villa y sus rincones a través de la historia (altamente recomendable).

Web oficial de Bayeux https://www.bayeux.fr/fr

Y sin más dilación, vamos a ver las imágenes de Bayeux.

Museo del tapiz de Bayeux
Este museo alberga un tapiz de más de 70 metros de largo que nos cuenta la historia de la conquista de Inglaterra por parte de los Normandos, concretamente por Guillermo el Conquistador, duque de Normandía, y culminando en 1066 en la batalla de Hastings.
Además del tapiz hay una exposición sobre usos y costumbres de la época.
Como no se pueden tomar fotos, nos tendremos que conformar con un par de imágenes de la web oficial y una instantánea del exterior del museo.

Villa y Catedral de Bayeux
En estas primeras imágenes podemos ver varias de las construcciones típicas normandas que se conservan en la ciudad.

Aquí podemos ver el río Aure a su paso por la localidad.

La catedral es realmente majestuosa, iniciada su construcción en 1077, posee los estilos románico normando y gótico, y en las siguientes imágenes podemos ver una vista de la misma desde el ábside, la fachada principal, y el interior de la nave.

En la siguiente imagen podemos apreciar una pequeña casa, o por lo menos lo parece desde el suelo, en una de las torres de la catedral que servía de puesto de vigilancia para las tropas inglesas durante su ocupación de la villa durante la Guerra de los Cien Años.

En esta fotografía vemos una vista del Palacio Episcopal,

y en esta, el llamado “Árbol de la Libertad”. Este árbol fue uno de los muchos plantados tras la Revolución Francesa en las plazas de pueblos y ciudades para conmemorar el triunfo de la misma, y aquí lo tenemos, más de dos siglos después, creciendo fuerte y robusto.

En esta imagen vemos alguno de los palacetes que la nobleza local edificó en la villa a principios y mediados del siglo XVIII. Este en particular es conocido como “el pequeño Versalles”.

Y para finalizar, una vista de una de las calles de la ciudad. En cuanto nos salimos dela zona más céntrica y concurrida, podemos apreciar que es una localidad muy tranquila y apacible.

Memorial de los Reporteros y Cementerio Militar Británico
Un poco apartado del centro y justo frente al Museo del Desembarco, que veremos a continuación, podemos encontrar el Memorial de los Reporteros. Un paseo entre árboles flanqueado por unos monolitos donde podemos ver grabados los nombres de todos los reporteros que han fallecido en los diversos conflictos que se han sucedido desde la Segunda Guerra Mundial, año a año desde 1944.

Y justo al otro lado de la calle encontramos el Cementerio Militar Británico, con un monumento conmemorativo en el que se agradece la liberación por parte de aquellos que habían sido conquistados primero.

Aquí vemos un par de imágenes del interior del cementerio.

Museo Memorial de la Batalla de Normandía
Y llegamos al museo de la batalla, donde podemos encontrar todo tipo de objetos relacionados con el Desembarco de Normandía y la lucha posterior en la región.
A través de diversos paneles explicativos y si queremos, asistiendo a una proyección de un documental, podemos ir viendo la cronología de las operaciones.
En las siguientes imágenes mostraré una selección de todo lo que podemos llegar a ver en el museo.

En la parte exterior podemos encontrar diversos blindados, la mayor parte aliados. Conste que en la zona apenas se conservan blindados alemanes, pero aquí tenemos un Hetzer.

También encontramos un Sherman M4A5, del que podemos ver una vista frontal más cercana.

Ya dentro del museo tenemos todo tipo de objetos, uniformes y armas. En esta imagen vemos una muestra de objetos y uniformes británicos.

Aquí podemos ver un cañón antiaéreo Bofors de 40mm,

Diversas insignias y condecoraciones alemanas, así como algunas armas cortas, dagas y bayonetas.

Una nueva pieza de artillería, en este caso alemana y de 105mm.

En las siguientes fotos se pueden ver tanto los parches de unidad de los estadounidenses, británicos, canadienses, belgas, polacos y neozelandeses, como las insignias de las gorras de los regimientos británicos. Hay algunos otros cuadros con más insignias, que aquí no he incluido…

Volvemos a las piezas de artillería, en este caso un obús de 105mm perteneciente a los norteamericanos.

En esta imagen podemos ver una motocicleta germana,

y en esta, el famoso cañón antitanque alemán Pak40 de 75mm.

Aquí podemos ver una muestra de diversos uniformes y material alemán,

y aquí un Jeep Willys, utilizado por los reporteros que cubrían el conflicto. Vemos también uno de los paneles explicativos que podemos encontrar a lo largo del museo.

Aquí tenemos una pieza de artillería autopropulsada británica; el “Sexton”, que equipaba un cañón de 25 libras.

cañón de 25 libras que podemos ver por si solo en esta imagen. Al fondo apreciamos un camión de comunicaciones americano, del que podemos ver su interior en detalle en la siguiente fotografía.

En esta imagen vemos un bulldozer de los ingenieros. El cuerpo de ingenieros fue importante para los habitantes de Bayeux, ya que en un tiempo récord construyeron la primera circunvalación conocida de una población en Europa, como medida para evitar derribar una gran cantidad de casas ya que los vehículos pesados de transporte y los carros no cabían por las calles de la villa, y se necesitaba transportar una ingente cantidad de material desde las playas a primera línea de combate.
Hoy en día el trazado, modernizado lógicamente, sigue siendo plenamente funcional y es conocido como “le by-pass” (póngase acento francés para leerlo…).

Y más piezas de artillería; ahora un antiaéreo alemán de 2cm.

y finalmente un 88. Debo reconocer que me impresionó verlo en su tamaño real, es grande…muy grande, y uno no puede evitar pensar en como debía dejar a los carros enemigos que tenían la desgracia de recibir su fuego.

para finalizar la visita al museo volvemos al exterior, donde encontramos un par más de carros de combate. En este caso un cazacarros M10,

y un Churchill Crocodile, del que podemos ver su lanzallamas en la segunda imagen.

En este vídeo se puede ver un diorama con figuras y material a tamaño real que está montado en el museo.

Pues bien, esto es una muestra de lo que pudimos ver en Bayeux que espero que haya sido interesante. En la siguiente entrega nos vamos a Caen.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios .