Enemy Coast Ahead : Operation Chastise ( VII )

Ataque a la presa de Möhne

Townsend decide esperar a que el resto de aparatos que estaban en la zona de circulación lejana se agrupen con él. Al tener el avión dañado esperará a que las defensas de la presa estén fuera de combate para realizar su ataque.

Los tres aparatos que habían llegado a la zona de la presa toman posiciones en la zona de circulación cercana, esperando un mejor momento para iniciar su ataque.

Con la niebla sobre el embalse dificultando la aproximación, los aviones de Knight y Ottley inician el descenso sobre el objetivo.

Los artilleros de las defensas antiaéreas disparan a los aviones que se acercan, pero no consiguen ningún acierto.

Los dos Lancaster siguen acercándose al objetivo, aunque en muy malas condiciones de velocidad y altitud como para realizar el lanzamiento de la mina.

De nuevo sin fortuna, las piezas AA tratan de impactar sobre los bombarderos; esta vez, pero, será el artillero de proa del Lancaster de Knight el que dejará inutilizada la batería de la presa.

Con parte de su misión cumplida, los dos bombarderos vuelven a la zona de circulación cercana. El único peligro que les espera son unos globos defensivos justo sobre la presa.

Ante las condiciones de mala visibilidad, Townsend decide lanzar una bengala sobre el embalse para tener una referencia.

Sin artillería antiaérea que les haga frente, los aviones irán descendiendo uno a uno. De nuevo Knight será el que iniciará la carrera.

Con un buen vector de entrada en velocidad y una altitud perfecta, Knight transita hacia la zona cercana a la presa.

Aunque no consigue corregir del todo su velocidad, coonsidera que las condiciones para el lanzamiento son buenas.

Lamentablemente, la mina se desvía de su trayectoria y explota sin dañar la presa.

Parece que la niebla se está disipando por momentos; aun así, una nueva bengala se lanza sobre el embalse.

Los observadores de los bombarderos aprecian que la detonación anterior ha afectado a los anclajes de los globos defensivos, que se han soltado.

Con mejores condiciones para hacer la pasada, será Townsend el que inicie el descenso. Con el avión dañado, la primera aproximación no es todo lo buena que hubiera deseado, aunque todavía tiene espacio para rectificar.

El Lancaster sigue su camino hacia la presa sin mejorar su altitud ni su velocidad, así que Townsend decide abortar la pasada y regresar a la zona de circulación cercana.

Mientras tanto, el AJ-N de Knight inicia el camino de vuelta a casa.

Townsend vuelve a iniciar el descenso sobre la presa en el momento en que los aparatos de Hopgood y Maltby hacen su aparición en la zona de circulación lejana.

Esta vez la aproximación inicial es perfecta y Townsend va directo a realizar su lanzamiento.

La mina hace explosión sobre el objetivo. Una cortina de agua y desechos se levanta mientras Townsend pone los motores a plena potencia para elevarse a una altitud más segura para su avión.

Mientras los bombarderos se reunen en la zona de circulación cercana y comprueban el daño en la presa (que no ha sido el suficiente para abrir brecha), parece que se detecta la presencia de un caza nocturno enemigo en las cercanías.

Son las 00:37 horas, y mientras Gibson se acerca a la zona de circulación lejana, Ottley, el último integrante del segundo grupo de vuelo que todavía porta su mina, inicia su descenso sobre la presa.

La aproximación no es buena, pero Ottley decide seguir avanzando. Corrigiendo la altitud de forma magistral, el piloto británico encara la presa para realizar el lanzamiento de la mina.

Ésta detona contra la presa, causando de nuevo una gran explosión.

Gibson se situa en la zona de circulación cercana donde le esperan el resto de aviones de su formación. Townsend inicia el vuelo de regreso a la base mientras da instrucciones a Ottley para que haga lo mismo en cuanto le sea posible; todos los aviones de la segunda oleada han cumplido su misión.

Los aviones que se mantienen en la zona de circulación cercana comprueban que hay una brecha en la presa.

Gibson decide abandonar la zona y que los aviones de la primera oleada se dirijan hacia su objetivo secundario, la presa de Eder.

Continuará…

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s