Cape Esperance: 11-12 de Octubre de 1942 [ III ]

TURNO 4

Comenzamos el turno determinando las formaciones de los barcos americanos. Debido a los daños en el Salt Lake City y su pérdida de velocidad, separaremos la TF64 en dos formaciones independientes.

Los DD Duncan y McCalla acompañarán al Salt Lake City y al Helena para continuar hostigando al Grupo Abe, mientras que el Farenholt y el Laffey escoltarán al Boise y al San Francisco para interceptar a los restantes grupos enemigos.

El grupo del San Francisco, con el Contraalmirante Scott a bordo, continuará denominándose TF64, y se le asignará una velocidad de 5. El grupo del Salt Lake City pasará a denominarse Task Group 64.2, y su velocidad máxima estará condicionada por el propio Salt Lake City, siendo esta de 4.

A la TF64 se le asignará una orden de virar a babor 600 , mientras que al TG64.2 se le ordena virar 180 grados también por babor para enfrentarse al Grupo Abe.

Antes de asignar la velocidad y las órdenes a las formaciones japonesas debemos comprobar la libertad de acción del TG64.2, ya que es una formación que no tiene a ningún comandante directamente al mando, y podría no obedecer correctamente las órdenes.

En nuestro caso, tras realizar la tirada correspondiente en la tabla adecuada, resolvemos que el TG64.2 seguirá las órdenes que le hemos asignado.

Aquí vemos a las formaciones americanas con sus respectivas órdenes y velocidades.

Es el momento de asignar órdenes a las fuerzas japonesas. Las fuerzas ocultas 4 y 6 se moverán en función de los compases de misión, ya que no tienen en su rango de seguimiento a ninguna formación estadounidense.

Dado que el Grupo Abe tiene a dos formaciones detectadas dentro de su rango de seguimiento, sus órdenes serán dictadas por la plantilla de combate, y que serán mantener el avance en dirección SE sin variar el rumbo.

Procedemos a mover los barcos en su primera fase de movimiento, que se resuelve sin incidencias. En la segunda fase de movimiento aparece el marcador de combate. En estas dos fases, el TG64.2 ha virado 120 grados por babor, quedándole pendiente todavía un giro de 60 grados para completar la maniobra que tenía asignada.

Como vimos, en la primera fase del combate únicamente pueden atacar los barcos o formaciones no detectadas a los enemigos que si lo estén. Como el primer ataque lo realizan los japoneses, la formación oculta 6 intentará un ataque sorpresa con torpedos, ya que cumple los requisitos para ello.

Debemos primero sacar un marcador de fuerza para la formación japonesa, que tendrá valor 1. De acuerdo con el valor del número de salvas de torpedo que poseerá la fuerza oculta (contenido en la ficha de fuerza), realizamos los cálculos necesarios sobre la tabla de ataques sorpresa con torpedos, y determinamos que la formación oculta consumirá 4 salvas de torpedos, de las que 2 impactarán en los buques norteamericanos.

Determinamos también que el Boise recibirá 8 puntos de daño, alcanzando el nivel 3, y que el Helena recibirá 5 puntos de daño, alcanzando el nivel 2.

El ataque ha sido devastador…

A la hora de utilizar los cañones, los barcos de la fuerza oculta japonesa deciden mantenerlos en silencio y no delatar así su posición a los buques enemigos.

Tras ajustar los marcadores de daño, pasamos a la segunda fase de combate con la situación que podemos ver en la imagen.

En la segunda fase de combate son los japoneses los que vuelven a pegar primero. El Samidare tiene la oportunidad de lanzar sus torpedos, y el blanco elegido será el Salt Lake City; aunque por suerte para el buque norteamericano, éstos pasan de largo de su objetivo.

El fuego de cañón de los barcos japoneses se reparte entre diversos objetivos, sin ningún resultado positivo.

Es el turno de los norteamericanos, de los que solo el Duncan puede atacar con sus torpedos, aunque se decide que los conserve, ya que la posición no es nada favorable para el ataque.

Los ataques con cañones de los buques estadounidenses suponen leves daños para el Teruzuki (1 impacto) y el fin del Oyashio (2 impactos y un fuego declarado en la nave).

Terminado el combate seguimos con las fases de movimiento, y la tercera nos trae la ficha de detección U.S. Después de que la TF64 realice el viraje a babor que tenía pendiente.

La propia TF64 consigue detectar a la fuerza oculta número 6, que deberá desplegarse y que se compondrá de cuatro destructores. El Fubuki, el Shikinami, el Hatsuyuki y el Kagero integrarán el Grupo Kondo.

Llegamos a la segunda fase de órdenes japonesa, donde la fuerza oculta 4 seguirá con su avance, y los grupos Kondo y Abe recibirán órdenes mediante la plantilla de combate.

El Grupo Kondo recibe la orden de avanzar sin cambiar de rumbo, mientras que el Grupo Abe queda orientado en dirección al TG64.2 con una orden de virar 60 grados por babor.

En la imagen vemos como han quedado las distintas formaciones.

La cuarta fase de movimiento transcurre sin novedades, y la quinta nos trae el viraje de los barcos del Grupo Abe, que de este modo evitarán una posible colisión con los buques del TG64.2. (Para determinar si los barcos japoneses realizan un viraje en una fase de movimiento, debemos obtener un 4 o menos con un d10).

En esta fase de movimiento también aparece la ficha de detección japonesa, pero como no hay ninguna formación estadounidense sin detectar o que pudiera perder esta condición al salir del rango de seguimiento de las formaciones enemigas, no realizaremos ninguna acción.

Con la sexta fase de movimiento concluimos este segmento del turno. Veamos la posición final de los buques.

Los barcos del Grupo Abe y el TG64.2 están cruzando sus posiciones, mientras que el Grupo Kondo está cruzando la T por la popa de la TF64; maniobra que es precisamente la que pretendía realizar la fuerza estadounidense…

Si los barcos japoneses consiguen abrir fuego antes de que los norteamericanos puedan maniobrar para rectificar su posición, el resultado puede ser terrible.

Vamos con la fase final del turno. EL Oyashio se hunde definitivamente por parte japonesa, mientras que por el lado americano el Helena ve reducida su velocidad máxima a 4 debido a los daños. El Boise ha sufrido un castigo muy importante, alcanzando un nivel de daño (3) que le obligará a retirarse del combate, con una velocidad máxima de 3. La dirección más segura para retirarse será hacia el SE, separándose de la TF64.

Tras haber perdido otro barco, comprobamos de nuevo la posibilidad de que las fuerzas japonesas se retiren de la zona de operaciones. Del mismo modo que antes, los japoneses continúan en la lucha.

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s